Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Del escritor al lector, 8: el distribuidor

¿Cómo llega una obra a las librerías o a las empresa que lo requieran en el momento justo? Ese es el capítulo de hoy en nuestra serie Las voces del libro

Mónica Díaz, de la Distribuidora UDL, explica las claves para que una obra literaria llegue a todas las librerías o empresas que lo requieran. Es el octavo capítulo de la serie de vídeos Las voces del libro con el que EL PAÍS lleva a sus lectores por los entresijos del proceso de creación de un libro, con motivo de la 75ª Feria del libro de Madrid. El apartado del diseñador de portadas llega después de El Escritor (Clara Janés), el Agente literario (Luis Miguel Palomares Balcells), la Editora (Valeria Ciompi, de Alianza), la Correctora (Ana Laura Álvarez, de Siruela), el Maquetador de páginas (Víctor Benayas, de Penguin Random House), el Diseñador de portadas (Ferrán López, del Grupo Planeta) y el Impresor y el Encuadernador (Juan Bris, de Arte Gráficas COFÁS, y Alfonso Méndez, de Encuadernación Felipe Méndez).

En dos grandes almacenes de unos 22.000 metros cuadrados y 15 metros de altura con varios pasillos formados por estanterías metálicas de paletización residen los libros la víspera de que lleguen a las librerías. Es UDL, una de las distribuidoras contratadas por las editoriales para la comercialización de sus obras, entre ellos los sellos del grupo Contexto (Libros del Asteroide, Impedimenta, Nórdica, Periférica y Sexto Piso). La primera sensación que transmite este enorme espacio es de alegría y optimismo, un toque romántico al ver allí tantos y tantos libros guardados en cajas listos para enrutarse a cumplir su destino de ser leídos. O, al menos, de ser considerados por la gente. Este es uno de los lugares donde las editoriales llevan sus títulos para que estos se comercialicen desde un solo punto para cuando los libreros u otras empresas los requieran. Así son en general las distribuidoras de libros. Son el presueño de las librerías organizadas, no por autores o temas, sino por editoriales.

La distribuidora de hoy para la serie Las voces del libro, que en 10 vídeos muestra los principales eslabones de la cadena de creación y distribución del libro entre el escritor y el lector es UDL (Unidad para la Distribución de Libros, que reúne distribuidoras de todo el país), de su sede en Azuquena de Henares (Guadalajara). Mónica Díaz, directora genera, cuenta que UDL se encarga de hacer llegar la demanda de sellos pequeños y medianos a unas 1.800 librerías directamente y a más de 5.000 mediante acuerdos con distribuidores de toda España. Esa logística está afinada, previamente, con las reuniones que sostienen con los editores para diseñar y definir de manera conjunta la estrategia del lanzamiento comercial de cada título.

ES a distribuidoras como esta a la que tienen que llamar los libreros cuando necesitan ejemplares de las obras por primera vez o cuando se les agotan. Cada pedido suele incluir libros de diferentes editoriales, para así poder hacer un despacho más rápido, preciso y eficaz.

Pero no todo es alegría. También hay devoluciones de libros. Y es allí donde se guardan.

Mañana: Las voces del libro, 9: el librero.

 

 

evoluciones

 

pales