Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Del escritor al lector, 7: el impresor y el encuadernador

En la serie Las voces del libro ha llegado el turno de las personas que se encargan de dar forma física a la obra que tendrá en sus manos el lector

Juan Bris, de Arte Gráficas COFÁS, y Alfonso Méndez, de Encuadernación Felipe Méndez, cuentan el proceso de impresión y encuadernación de una obra literaria. Es el séptimo capítulo de la serie de vídeos Las voces del libro con el que EL PAÍS lleva a sus lectores por los entresijos del proceso de creación de un libro, con motivo de la 75ª Feria del libro de Madrid. El apartado del diseñador de portadas llega después de El Escritor (Clara Janés), el Agente literario (Luis Miguel Palomares Balcells), la Editora (Valeria Ciompi, de Alianza), la Correctora (Ana Laura Álvarez, de Siruela), el Maquetador de páginas (Víctor Benayas, de Penguin Random House) y el Diseñador de portadas (Ferrán López, del Grupo Planeta).

La tinta suena como al traqueteo de un tren. No, el sonido parecido al de un tren en marcha huele a tinta. Es un olor escolar el de la tinta que impregna una imprenta como la de Arte Gráficas COFÁS, en Móstoles (Madrid). Allí es donde buena parte de los libros editados en España empiezan a adquirir la forma que habrán de tener en sus manos los lectores. Juan Bris es el propietario de esta imprenta desde hace 40 años y sabe qué es lo que quieren editores como los de Páginas de Espuma o Valdemar para sus libros. Un proceso que cuenta en un vídeo para los lectores de EL PAÍS, y que incluye desde la calidad del papel hasta las tintas y los colores del libro.

Después de que el libro queda impreso en pliegos su destino es la encuadernación. Ese es otro mundo. Sobre él habla Alfonso Méndez, de Encuadernaciones Felipe Méndez, el Leganés. Es una de las encuadernadoras más grandes de España, con libros en tapa rústica o dura. Una gran nave con 7 u 8 islas de máquinas que cumplen el proceso de encuadernación de la obra. Desde el corte y ordenación de los pliegos que le lleva el impresor, es decir, poner las páginas en el orden que corresponde hasta la postura de la cubierta, cuyos libros serán puestos en cajas para luego ir la distribuidora que los repartirá por las librerías del país.

 Mañana: Las voces del libro, 8: el Distribuidor.