Aguirre dice que los antitaurinos prestan un servicio muy importante a la fiesta

La presidenta hace un alegato del toreo en el pregón de la feria de Málaga

EL PAÍS Madrid 3 AGO 2011 - 20:05 CET

"¡Qué Dios reparta suerte, que los toros embistan y que los toreros triunfen!". La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, que ha convertido a la región en la primera comunidad de España en declarar Bien de Interés Cultural (BIC) la fiesta del toreo, ha vuelto a demostrar hoy su apoyo a los toros durante el pregón de la Fiesta Taurina de Málaga, del que ha sido protagonista. "Ante los toros, como ante cualquier arte, la libertad y el gusto personal de los ciudadanos deben ser siempre soberanos", ha pedido.

En su discurso, Aguirre se ha referido a los detractores de los toros, a los que ha llamado la "sal de la fiesta". Los antitaurinos "han prestado un servicio muy importante a la fiesta y a todos sus aficionados", al "obligarles a no conformarse con las emociones" y a pensar en su "significado profundo", ha dicho la presidenta, que ha querido diferenciar a los antitaurinos de "los que quieren prohibir los toros por otras razones, la más evidente de las cuales es porque la identifican con la idiosincrasia, la historia, la cultura y las tradiciones españolas". "Algunos quieren, aun a costa de dar coces contra su aguijón, dejar de ser españoles", ha añadido.

La presidenta ha dejado patente su "amor inconmovible por la Fiesta de los Toros" que, según ha añadido, le viene de familia. "Mi abuelo me inculcó su afición a los toros desde pequeña. Siempre recordaré la tarde de agosto de 1968 que me llevó con él a la Plaza de Toros de Santander a ver cómo Antonio Ordóñez daba la alternativa a Juan Carlos Beca Belmonte, el nieto de su amigo", ha recordado.

Aguirre ha repasado cómo ha impulsado la Fiesta de los Toros desde sus distintas responsabilidades al frente de Administraciones Públicas. Así, además de hacer referencia a la protección BIC aprobada por la Comunidad de Madrid, ha recordado que, como ministra de Cultura, promovió la concesión por primera vez en la historia de la Medalla de Oro de las Bellas Artes a un torero, en concreto a Antonio Ordoñez. Desde aquella primera concesión, todos los años los sucesivos ministros de Cultura han premiado a un torero con esta distinción.

La presidenta ha dejado mostrado su admiración por "la bravura del toro" y por "la valentía y el arte del torero" y, fundamentalmente, por la capacidad de la Fiesta para "seducir y admirar" a los aficionados a pesar de los cambios experimentados por la sociedad. Por ello, invitó a los vecinos de Málaga, sus visitantes, y los aficionados a la Fiesta de todo el mundo a que acudan a las corridas de la Feria de Málaga: "la mejor Feria Taurina del Sur de España", ha apuntado.

"Creo que la clave de la emoción del toreo está en que todo lo que ocurre en la arena es verdad. Allí no hay no hay impostura, allí no hay trampa ni cartón, allí el torero se está jugando su vida y el toro, que es el animal salvaje criado con más mimo y con más atenciones del mundo, está demostrando toda su bravura y toda su belleza", ha dicho. "¡Qué Dios reparta suerte, que los toros embistan y que los toreros triunfen!", ha finalizado.

Otras noticias

La presidenta de la Comunidad de Madrid lee el pregón de la feria taurina de Málaga. / JULIÁN ROJAS

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana