Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Caffarel: "Desaparece el más firme heredero de una larga tradición: el iberismo portugués"

Reacciones a la muerte a los 87 años del Nobel portugués José Saramago

Carmen Caffarel, directora del Instituto Cervantes

La jefa de la institución pública para la promoción y enseñanza de la lengua española ha asegurado que desaparece “el más firme heredero de una larga tradición: el iberismo portugués, pocos como él han amado y conocido tan profundamente las dos culturas”. Caffarel ha definido al único Nobel luso como “un escritor arriesgado que supo mirar con su agudo sentido crítico muchas de nuestras llagas: la muerte, las guerras los abusos de poder”.

Juan Marsé, escritor

El premio Cervantes catalán ha recordado las “bastantes ideas” que les unían “sobre la situación política y social”. “Sabía que estaba mal aunque hacía mucho tiempo que no lo veía, era un gran narrador”. Marsé eligió de la bibliografía del autor El evangelio según Jesucristo, porque “la literatura es una cuestión de gustos".

José Luís Rodríguez Zapatero, presidente de España

“La voz de los débiles”. Eso era para el mandatario español el escritor fallecido. “Esta balsa de piedra que él canto, siente la pérdida de una de sus voces más hondas, más preocupadas por lo humano, una de las más universales”.

Alberto Vázquez Figueroa, escritor

“Si Saramago lamentó dejar este mundo, fue solo por Pilar [su mujer]”, y ha explicado, “se amaban como quinceañeros”. “Era de los que tiraban la priedra y esconden la mano”, ha dicho del escritor. Pero puntualizando: “Siempre en plan de broma”. Durante años ambos literatos han sido vecinos. “Era una cosa que esperábamos”, pero el fallecimiento “cuando te coge parece que sea lo más inusitado del mundo”.

Los Reyes de España

Por telegrama, don Juan Carlos I y doña Sofía, han expresado su pesar por el fallecimiento de este “extraordinario escritor profundamente vinculado a España”.

Pilar Bardem, actriz

La intérprete española ha lamentado la muerte del Nobel. “Afortunadamente he tenido una relación muy amistosa con Saramago y su mujer. Mi admiración y mi respeto los tendrá toda la vida”. Bardem ha señalado a la agencia EFE, afectada por la muerte, que ha sido una “sorpresa”. La actriz y el escritor apoyaron juntos la causa del juez Baltasar Garzón de investigar las desapariciones de la Guerra Civil y el franquismo.

Pepe Dámaso, artista de Gran Canaria

El pintor y escultor ve el fallecimiento como “una gran pérdida universal y para Canarias, ha sido una particularidad y un privilegio que viviera en nuestro territorio”. El escritor escribió el texto de introducción para un proyecto de Dámaso sobre el literato portugues Fernando Pessoa. “Saramago hablaba del Dedo de Dios [formación rocosa de Gran Canaria parcialmente destruida por la tormenta tropical en 2005]. Yo le dije que lo interesante era que hablara sobre ese dedo y su simbología, y me respondió que tal vez era mucho más religioso de lo que otros decían”.

Paulino Rivero, presidente de Canarias

“Gran pérdida de la cultura en el archipiélago y en el mundo”. Así ha calificado Rivero el fallecimiento del escritor en su domicilio de Lanzarote. “Es una noticia absolutamente inesperada y sorprendente. No tenía conocimiento de que estuviera mal de salud. Quiero expresar la solidaridad del Gobierno canario con su familia".

Pilar Reyes, de Alfaguara

La directora editorial del sello que ha publicado las novelas de Saramago desde 1993 ha resaltado hoy la “conciencia crítica” del escritor y ha afirmado no haber visto nunca a nadie "que genere más amor que él en los distintos sitios donde tenía actividad pública”. Reyes ha aludido a las numerosas giras que el autor hizo con ellos por Latinoamérica, donde la respuesta del público “fue inmensa”.

La Comisión Ejecutiva del PSOE

Ha manifestado su más sincera y profunda tristeza por el fallecimiento del escritor. “Su capacidad crítica y utópica son valores que van más allá de su literatura”, dice en un comunicado. “Saramago es para la familia socialista un referente al que siempre ha tenido el máximo respeto y admiración”.

Víctor García de la Concha, director de la Real Academia Española

“Un mago de la palabra y un fabulador”. De la Concha ha recordado al escritor como “una figura atractiva”, y ha destacado su gusto por las parábolas, “una forma tan popular de afrontar la realidad mediante una metáfora continuada”. “Era un hombre ibérico pleno, siempre tuvo esa conciencia ibérica de maridaje de las culturas hispánica y lusa”.

Mariano Rajoy, líder del Partido Popular

El escritor era “un amigo sentido de España”, ha dicho Rajoy, “la calidad y hondura de su obra le han convertido en una referencia en todo el mundo”. Ha remarcado que su obra perdurará en la memoria de muchas generaciones. Ha mandado un telegrama a su familia: ”España pierde un amigo y las letras portuguesas un autor universal”.

Gariela Canavilhas, ministra de Cultura de Portugal

La libertad creativa ha sido lo que la titular de Cultura lusa ha destacado del escritor, “que no tenía que ver con afiliaciones políticas ni con gobiernos”. Esto “otorgó a su literatura tanta riqueza”.

Ángeles González-Sinde, ministra de Cultura de España

Ha lamentado la muerte del escritor: “Nos quería mucho desde su alma portuguesa, eso también es lo que nosotros amamos de Saramago”. Ha calificado el día de hoy como “triste para la cultura”. “Muchos lectores y muchos españoles vivimos de espaldas a la cultura portuguesa, pero él abrió esa puerta a algo tan maravilloso de lo que después nos enamoramos para siempre”.

María de Madeiros, actriz

La portuguesa ha confesado sentirse “triste con la desaparición de nuestro premio Nobel y grandísimo escritor universal”. “Lamento la perdida de un amigo que siempre estuvo cerca de la gente, de la realidad”, y ha aprovechado la oportunidad para enviar su pésame a la esposa y traductora de Saramago, Pilar del Río, “gran parte de su luz y de la luz de su obra”.

Durão Barroso, presidente de la Comisión Europea

Ha expresado su “profunda consternación” por la muerte de “uno de los mayores escritores en lengua portuguesa y de la literatura mundial”. Barroso ha transmitido sus “más sentidas condolencias” a su esposa, familia y amigos.

Almudena Grandes, escritora

La novelista ha lamentado profundamente el fallecimiento del escritor, pero también la de un ciudadano con una “larga trayectoria cívica y de compromiso con la izquierda”. Ha remarcado que su muerte supone una perdida “muy sensible” en todos los sentidos.

Juca Ferreira, ministro de Cultura de Brasil

“Su pérdida es recibida con mucha tristeza por los quienes apreciamos la lengua portuguesa”, ha dicho Ferreira, que ha remarcado que tenía “relaciones privilegiadas con Brasil” y ha recordado que en su país “se hizo muy popular” antes de ganar el premio Nobel.

Bernard Kouchner, ministro de Asuntos Exteriores de Francia

“Francia pierde un amigo cercano”, según ha declarado Kouchner. “y Portugal a uno de sus mayores escritores”. El dirigente ha destacado su compromiso con las libertades, su lucha “contra la dictadura para que su país reencontrase la democracia”. Ha remarcado su implicación con Timor Oriental.

Ernesto Franco, director editorial de Einaudi

La editorial, que publicó en Italia todos los libros del Nobel, rompió con el autor al negarse a editar El cuaderno, la recopilación de las entradas del blog de Saramago. “A través de sus invenciones fantásticas José nos contaba el alma contemporánea”.