Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El propietario de la Monumental no celebrará corridas en Barcelona por motivos políticos

Pedro Balaña alude, asimismo, a "consideraciones jurídicas y sociales"

Una de las ultimas corridas de toros en la Monumental de Barcelona. Ampliar foto
Una de las ultimas corridas de toros en la Monumental de Barcelona.

El Grupo Balañá, propietario de la plaza de toros Monumental de Barcelona, descarta "de momento" celebrar corridas en este coso taurino, según ha informado en un comunicado la Federación de Entidades Taurinas de Cataluña (FETC).

La FETC ha revelado que, en una reunión mantenida el pasado 1 de febrero entre representantes de la federación taurina y el empresario Pedro Balañá Mombrú, este les comunicó la decisión de "no organizar de momento corridas de toros en la Monumental, ni como empresa titular y propietaria de la misma ni tampoco en régimen de arrendamiento, como sucedió entre 2007 y 2011".

Según explica la FETC, el argumento dado por Pedro Balañá en dicha reunión para negarse a la celebración de corridas "atiende tanto a consideraciones jurídicas, como sociales y políticas", que la federación no ha concretado ni valorado. El pasado 20 de octubre, el Tribunal Constitucional anuló la ley catalana que prohibía las corridas de toros en Cataluña, al estimar que la norma invadía las competencias del Estado en materia de Cultura.

El Grupo Balañá había declinado durante este tiempo pronunciarse sobre la sentencia del Constitucional y sobre su voluntad de volver a celebrar corridas en la Monumental. Ante la negativa explícita para organizar corridas que ahora les ha trasladado la empresa, la FETC ha expresado su "frustración" por "la falta de coraje de la Casa Balañá para afrontar el desafío de abrir la Monumental al toreo, aun contando con el respaldo de la ley".

"Que el crispado e incierto escenario social y político catalán invite a la prudencia no debería significar la renuncia a ejercer derechos inviolables reconocidos en la Constitución", apunta en este sentido la federación taurina catalana. Pese a la actual postura del Grup Balañá, la FECT ha anunciado que mantendrá su "firmeza" en la voluntad de "continuar desarrollando su actividad" como representante del colectivo taurino de Cataluña, y ha expresado su "certeza" de que "la llama taurina no la apagarán los vientos de la intolerancia y la manipulación".

La Monumental, inaugurada en abril de 1914, es la única plaza que mantenía la actividad taurina en Cataluña antes de la prohibición decretada por una ley del Parlament. Durante el tiempo en que han estado prohibidas las corridas en Cataluña y después de la sentencia del TC, la Monumental ha acogido puntualmente eventos musicales, deportivos y espectáculos circenses. También acoge un museo taurino donde se expone una colección de carteles taurinos, trajes de toreros, trofeos, hierros de ganaderías y material gráfico.