Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Canarias, el nuevo Eldorado del cine

Las islas se convierten en meca de rodajes por su generoso régimen de exención fiscal del 38%

Decorados construidos en el Parque Nacional del Teide para el rodaje de 'Furia de titanes'.
Decorados construidos en el Parque Nacional del Teide para el rodaje de 'Furia de titanes'. la opinión de tenerife

La llamada de la productora Volcano Films pilló por sorpresa a Marina Entero. La compañía se puso en contacto con esta canaria de 40 años para ofrecerle un empleo como conductora en Exodus, la película de más de 150 millones de dólares de presupuesto que Ridley Scott rodó a finales de 2013 entre Fuerteventura y Almería. Ridley Scott acabó encantado con su decisión de elegir Fuerteventura como plató para Éxodo. Su productora iba a grabar las secuencias en Marsella, pero se decantaron por Canarias. Esta opción les permitió ahorrar 15,8 millones de euros gracias a la exención fiscal del 38% a la que se acogieron, la mayor de toda Europa y muy superior, en todo caso, al 18% generalizado en el resto de España.

Según la Asociación de Profesionales de la Producción Audiovisual (APPA) y la Federación de Asociaciones de Productores Audiovisuales de España (FAPAE), España ha perdido en los últimos diez años el 80% de los proyectos de rodaje potenciales por no tener una política fiscal atractiva, como en algunos países europeos. Un ejemplo de ello es la exitosa serie Juego de tronos, que con un presupuesto de 50 millones de euros tuvo a España entre sus primeras opciones para grabar la primera temporada... antes de decantarse por Malta e Irlanda. La productora HBO ha vuelto a mostrar recientemente su interés por rodar la serie en territorio español, en concreto en Andalucía.

La decisión definitiva sobre donde rodar de cara a la quinta temporada la tomará la HBO este mes, pero la Andalucia Film Commission alerta de que lo que tiene parado el proyecto es la falta de un incentivo fiscal atractivo como el que existe en otros países europeos. En Francia la exención fiscal llega hasta el 30%. En Irlanda, al 28%. Mucho más jugosa aún es la oferta de Brasil, que otorga hasta un 100% de beneficio fiscal a las productoras que rueden allí.

"No encuentro ninguna razón de peso, ni siquiera la crisis, para que el Gobierno no invierta en esto. Un rodaje supone una fuente de ingresos muy importante. Por cada euro que se gasta en forma de incentivo fiscal se obtiene un impacto directo de entre 4 y 6 euros. Se está perdiendo dinero a chorros", expone preocupado Carlos Rosado, presidente de la Spain Film Commission, que representa al conjunto de oficinas españolas de rodajes audiovisuales.

Vídeo promocional de la Spain Film Commission para vender a España como plató internacional.

El ministerio de Hacienda, después de reunirse con miembros de la propia Spain Film Commission el pasado 19 de marzo, quedó en estudiar bonificaciones fiscales del 30% para las producciones cinematográficas. Una comisión mixta formada por todos los ministerios y colectivos implicados en el sector audiovisual lleva dos años reuniéndose para negociar un nuevo modelo de financiación del cine. En las diferentes conversaciones que se han mantenido entre el Gobierno y la industria se ha tratado mucho el tema de los incentivos, según confirma la FAPAE. "Ahora le toca a la administración implementar las conclusiones a las que hemos llegado para que en 2015 ya esté el nuevo marco regulatorio en vigor", asegura el actual presidente de FAPAE, Ramón Colom.

Aunque todavía no se atreven a calcular el beneficio concreto que se obtendría si Juego de tronos se grabase en Andalucía, el presidente de la Spain Film Commission apunta a que la comunidad andaluza se embolsaría cerca de 100 millones de euros de beneficio y que se crearían unos 900 empleos fijos y 5.000 temporales.

La Spain Film Commission calcula que la comunidad andaluza ganaría 100 millones de euros si Juego de Tronos se grabase allí

Adrián Guerra, productor canario y socio de Nostromo Pictures, recuerda cómo en los últimos 20 años en Canarias “no se hizo nada”, pero cómo desde que el Parlamento Canario aprobó en 2009 estos incentivos se han grabado en las islas varias superproducciones. Se refiere, además de a Éxodo (2013), a En el corazón del mar (2013) de Ron Howard; a Ira de titanes (2011) y a su primera parte, Furia de titanes (2009), y A todo gas 6 (2012).

Para 2014 la Gran Canaria Film Commission tiene en cartera 13 nuevos proyectos de cine y televisión. Algunos de ellos ya se han terminado, como la película de Álvaro Fernández Armero Las ovejas nunca pierden el tren, en el que aparecen Candela Peña, Inma Cuesta y Raúl Arévalo. Otros dos proyectos se rodarán en el mes de julio. Uno es la película Ma ma, escrita y dirigida por Julio Medem y protagonizada por Penélope Cruz. El otro, el filme de Isabel Coixet Nobody wants the night. Esta misma semana Demi Moore ha estado también moviéndose por Gran Canaria para filmar Wild Oats, dirigida por el estadounidense Andy Tennant, y en la que también figuran Shirley MacLaine y Jessica Lange.

Imagen del rodaje de 'Éxodo' en Fuerteventura. ampliar foto
Imagen del rodaje de 'Éxodo' en Fuerteventura.

La Spain Film Commission planteó al ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, que se optara por el actual modelo francés de bonificaciones a las producciones extranjeras. "Este es un método sencillo de devolución del 30% de los impuestos para los productores que rueden allí, con la condición de que contraten empresas y profesionales del país, que rueden mínimo una semana y que la inversión de los proyectos se mueva en un rango de 1 a 20 millones de euros". En el modelo canario el proceso es más complejo. La productora de la película tiene que buscar por su cuenta a inversores privados y convencerlos para crear una Agrupación de Interés Económico (AIE). Jaime Sanz, de Ernst & Young Abogados, firma que presta servicios a las principales productoras que están rodando en Canarias, explica: "Las empresas tienen miedo porque es un sistema complejo, y además tienen que preocuparse de andar contando a los inversores los beneficios que ofrece esta exención".

Más información