Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Festival Cannes 2013

Dodd: “España va a ser de nuevo una cinematografía emergente”

El presidente de la asociación de los estudios de Hollywood ofrece su apoyo a la industria

Se muestra "preocupado" por la piratería

Ampliar foto
Chris Dodd (izquierda), en el pabellón de EE UU en el festival de Cannes. Getty Images

Tal vez su poder no sea directo, pero si Christopher Dodd (Willimantic, Connecticut, 1944) descuelga un teléfono, al otro lado alguien se cuadrará. Ha sido 25 años senador demócrata y uno de los pesos pesados del partido –considerado como uno de sus valores más inteligentes , y desde mayo de 2011 preside la MPAA, la asociación de los grandes estudios de Hollywood. Educado, excelente relaciones públicas, político en el sentido más puro de la palabra (imposible sacarle de su discurso), desde su suite de trabajo se disfruta de una increíble vista de La Croisette, con unas nubes negras y unas olas que permiten una broma sobre una posible promoción de Lo imposible en su lanzamiento en DVD. Dodd quiere enviar un mensaje de optimismo, de que las cosas van bien, y aunque le “preocupa” que el Gobierno español mantenga ese 18% de las exenciones fiscales y la lucha contra la piratería, está claro que por ahora España no volverá a la fatídica Lista 301, la de los países más piratas: “Quiero enviar un mensaje esperanzador, de apoyo a la industria española en estos momentos difíciles”.

El mismo día en que Harvey Weinstein lazó su proclama a favor de la excepción cultural europea en la industria cinematográfica (“No podemos permitir que Europa sea igual que Estados Unidos”), Dodd también habla de arte, de seres humanos. “Cannes es un disfrute en diversos niveles, te encuentras tanta gente y haces tantos contactos.. Solo podría compararse con Davos en esta escala. Tenemos que olvidarnos de la vieja imagen del sistema de castas, de que los estudios de Hollywood están por encima del resto, y pensar en el negocio global, en que al final del negocio, todos tenemos problemas parecidos sobre propiedades intelectuales, financiación de películas, tecnología…”. Dodd apunta que es el tiempo de las coproducciones, “de tener claro que el público es mundial, no solo local”. Y aunque Cannes se ha convertido en la nueva conquista de Hollywood, Dodd cree que ha sido por razones alejadas de lo meramente económico: “Llámame naïve, pero aún creo en las personas. Para mí, las películas estadounidenses tienen cada vez más influencias europeas. Y casos como La vida de Pi solo se pueden dar con la comunión de varias culturas. Ese es el futuro”.

¿Y el futuro español? “Creo que superareis los problemas. Hemos hablado mucho con el Gobierno actual sobre la lucha contra la piratería. Pero tiendo a creer que vais a ser de nuevo, como marca vuestra tradición, una cinematografía emergente. Porque tenéis un inmenso mercado potencial, el de los hispanohablantes, comunidad que, por ejemplo, es la que más crece porcentualmente en Estados Unidos. Mil millones de personas que pueden ver vuestro cine. Yo si fuera productor español pensaría mucho sobre eso. Y creo que la gente tiene que creer que mañana será mejor que hoy, porque si no, todo el mundo sufre. Necesitamos buenas noticias”. Pues las que da la taquilla española no son nada esperanzadoras. “Ya, pero si tienes hijos, ¿los llevas al cine o les das de comer? Es un momento muy complicado”. ¿No tendrá que ver también con el IVA cultural del 21%? “Mira, por un lado soy el chico de Hollywood. Mi primera reacción es decirte que es terrible. Que si fuera un senador mi primera reacción hubiera sido llamar a parlamentarios españoles. Pero entiendo claramente por otro lado que el Gobierno español lucha por salvar la economía, y que necesita recaudar… sin olvidarme que está haciendo daño a la industria del cine y en especial al consumidor. No es una decisión fácil”. Dodd recuerda que otros mercados como el alemán han recuperado el orgullo del cine patrio. “Es fundamental que el cine español recupere su enganche con su público más cercano, el español”.

En el tema de la piratería, Dodd asegura ser “optimista”. “Puede que tengamos que incidir en la educación. Y no olvidar que si estos son malos momentos, peores fueron para sus generaciones precedentes, las que vivieron la Guerra Civil y la dictadura. Volviendo a la piratería, debemos insistir en que se están dando pasos adecuados, en que debemos mejorar en la oferta legal. Tienen estupendas películas, van en la dirección correcta”. ¿Hará algo la MPAA en apoyo a la lucha de los productores españoles contra la oferta existente en YouTube, donde es muy fácil colgar contenidos pirateados como películas españolas recién estrenadas? “Estamos hablando con Google, la dueña de YouTube, para que sea más respetuosa con las propiedades intelectuales. Hay dinero de por medio por la publicidad… Claro, parece gratis y no lo es, porque se mueven ingresos. En fin, debemos hablar más con la audiencia y convencerles de la importancia del respeto por la propiedad intelectual, de que no están robando dinero a Tom Cruise, sino a un eléctrico o maquillador español, y de que por pagar un poco en sitios legales la calidad es mayor”. Dodd no entra en más detalles. La última: ¿es cierto, como cuenta The Hollywood Reporter, que un vicepresidente de HBO, James Costos, será el nuevo embajador estadounidense en España? “Vaya, no lo sabía, no conozco a Costos, pero voy a llamar a su jefe de HBO, que es amigo mío, y ya te contaré cómo es él”.

Más información