Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

"Internet es la salvación de nuestro cine": ¿qué opina el sector?

Figuras del sector discuten sobre las declaraciones de Alex de la Iglesia acerca del agotamiento de ciertos modelos de negocio de distribución y exhibición cinematográfica

El agotamiento de ciertos modelos de negocio de distribución y exhibición cinematográfica y la discusión sobre su futuro están en la base del discurso de Alex de la Iglesia en la gala de los Goya. "Solo ganaremos el futuro si somos nosotros los que cambiamos, adelantándonos con propuestas imaginativas, creativas, aportando un nuevo modelo de mercado que tenga en cuenta a todos los implicados: autores, productores distribuidores, exhibidores, páginas web, servidores y usuarios (...). No tenemos miedo a Internet porque Internet es la salvación de nuestro cine", dijo el director de Balada triste de trompeta. Las reflexiones del todavía presidente de la Academia han calado en el sector. EL PAÍS ha palpado el estado de opinión sobre este tema de sendos representantes de los sectores de la distribución, la exhibición, la dirección y la producción.

Enrique González Macho (distribuidor y exhibidor): "Puede que la salvación del cine venga por Internet aunque es muy curioso que se haya matado un modelo de industria que ha funcionado en los últimos cien años, sin saber aún cuál va a ser el modelo del futuro. No quiero ser retrógrado, pero vivimos un momento muy peligroso, no se sabe dónde podemos acabar, es todo un galimatías. Lo que tengo claro es el principio básico de que si no hay respeto a los derechos de autor no van a existir los autores. El todo gratis es imposible. Los modelos del futuro deben de surgir de los propios creadores, que son los dueños de su creación".

Pedro Pérez (presidente de la Federación de Asociaciones de Productores Audiovisuales de España, FAPAE). "La única matización que haría yo a Alex de la Iglesia es que la salvación del cine debe venir de una convivencia entre las salas y las pantallas de Internet. Creo profundamente en su convivencia. Nosotros, desde FAPAE, ya estamos trabajando en eso. La semana pasada tuvimos un encuentro con distribuidores, exhibidores, televisiones, portales de Internet y empresas de tecnología. El cambio debe adecuarse a las nuevas pautas de consumo. El gratis total no vale, pero es importante dar acceso a través de Internet a filmes de reciente estreno a precio asequible y antes de su pase por televisión. Se puede jugar con una política de precios, e ir bajándolos en Internet a medida que se vaya separando de la fecha de estreno en salas".

Fernando Évole (consejero delegado de Yelmo, empresa que gestiona 415 pantallas de cine en toda España): "En Europa y EE UU el número de espectadores en salas está creciendo, por eso estoy convencido de que el mercado de salas y el consumo de contenidos a través de Internet de forma legal es complementario. Es erróneo pensar que Internet va a ser la salvación de nuestro cine, aunque sí nos va a ayudar a distribuirlo mejor de forma legal. Internet no solucionará la falta de interés de los espectadores por el cine español, la única manera de conectar con el público es haciendo mejores películas".

Agustí Villaronga (director de Pa negre): "Internet es una herramienta necesaria en el cine, y cómo se use esa herramienta es donde entra la ley Sinde. La ley va por un lado y quizás Alex de la Iglesia quería ir por otro. Si el sistema es prohibir páginas, no lo veo claro. Es un avance para la cultura regular, pero no prohibir. Internet va a ser clave para el cine en breve". Pa negre se proyecta en 60 salas, y entre el miércoles y el viernes alcanzará las 110: es el efecto Goyas. Desde el miércoles 23 se podrá ver en DVD en alquiler, en la web de streaming Filmin (a 2,95 euros el visionado) y en el servicio de VOD (video on demand) de Canal +