Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Álex de la Iglesia: "Internet es la salvación de nuestro cine"

El realizador ha mantenido en total secretismo su último discurso como director de la Academia de Cine.- Tan solo lo conocieron antes de la gala los tres vicepresidentes de la Academia

Se desveló uno de los secretos mejor guardados de la noche. Álex de la Iglesia salió al escenario y leyó un discurso corto, emocionado y muy conciliador. "No tenemos miedo a Internet. Internet es la salvación de nuestro cine", ha dicho el todavía presidente de la Academia de Cine, que después de la gala de este domingo dejará la institución en protesta por la llamada ley Sinde. De la Iglesia ha asegurado que muchos decían que había abierto una crisis con su dimisión. "Crisis en griego es cambio y el cambio es acción. Nadie se podía imaginar hace años a donde nos podía llevar Internet. Internet no es el futuro, es el presente, sirve para que millones de personas se comuniquen. Es la nueva ventana que se nos abre al mundo. No tenemos miedo a Internet. Internet es la salvación de nuestro cine", ha defendido con calma pero contundente el director de Balada triste de trompeta. De la Iglesia ha hecho una apuesta decidida por cambios en la industria del cine, la manera de negocio del futuro. "Solo ganaremos al futuro si somos nosotros los que apostamos por ideas imaginativas", ha añadido De la Iglesia.

Solo había una copia del discurso de De la Iglesia y la tenía él. Eran muy pocos los que conocían su contenido. El presidente se había comprometido en la reunión extraordinaria de la Junta Directiva de la Academia de Cine, celebrada a finales del mes de enero, y en la que se decidió, pese a las presiones del Ministerio de Cultura, que fuera Álex de la Iglesia, que días antes había anunciado su dimisión para después de la gala de los Goya, el que presidiera la ceremonia. Ese día, el cineasta se comprometió a dar a conocer el discurso antes a sus compañeros. Con el fin de que no se filtrara, los únicos que desde ayer conocen oficialmente la totalidad del discurso son los tres vicepresidentes de la Academia: Iciar Bollain, Emilio Pina y Teresa Enrich.

Este secretismo del discurso institucional del presidente ha sido otra de las 'novedades' de esta gala del 25 aniversario de los Goya, enturbiada por los acontecimientos en torno a la dimisión de De la Iglesia por su oposición a la conocida como ley Sinde. En el programa de mano que todos los años prepara la Academia de Cine de cara a facilitar el trabajo de los periodistas se incluía siempre el discurso institucional de la presidencia. Este año ha sido una excepción. Tras el enfrentamiento abierto y público entre la titular de Cultura, Ángeles González Sinde, y Álex de la Iglesia, que se sentaron juntos en el patio de butacas del Teatro Real, todo ha cambiado. Ni la ministra conocía el contenido del discurso.

Como despedida, De la Iglesia ha asegurado que los dos años al frente de la Academia han sido los mejores años de su vida. "Hemos vivido ya 25 años pero todavía nos quedan los mejores".