Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sónar 2017: un festival que mira al futuro

La cita de Barcelona cierra su edición número 24 con 123.000 asistentes

Sónar 2017.

El Sónar ha batido récord de asistencia este 2017. La edición número 24 ha cerrado con 123.000 visitantes, una cifra histórica para este festival de Barcelona, que celebrará su 25 aniversario en 2018. En total, ha reunido a un público procedente de más de cien países, y ha contado con la participación de más de 5.500 profesionales y más de 2.000 empresas de las industrias creativas y tecnológicas en Sónar+D.

Esta cita es más que un festival de música electrónica, donde la vanguardia, la creatividad y la tecnología han generado un evento que ha apostado por ir más allá y marcar la diferencia. Desde Björk y hasta el último momento, el Sónar ha apostado por lo complejo y lo heterogéneo. Un éxito del que es parte fundamental el Sónar de Día, y que también se ha visto reflejado en un público carismático y mayoritariamente internacional.

Estas cifras insólitas auguran el éxito de un 25 aniversario que se celebrará los días 13, 14 y 15 de junio de 2018. Desde el 19 de junio se ponen a la venta los primeros abonos para una próxima edición muy especial. Por el momento, nos esperan las próximas citas en el mundo: Buenos Aires el 26 de noviembre, Bogotá el 2 de diciembre, Reykjavik el 16 y 17 de marzo, Hong Kong el 17 de marzo, y Estambul el 30 y 31 de marzo. De hecho, la programación ya ofrece un anticipo de lujo para las citas latinas del festival, Sigur Rós.

Sin duda, el Sónar ha pisado fuerte desde el inicio, con una Björk que deleitó a los asistentes con cuatro horas de música que sirvieron para impulsar este festival universal y totalmente alternativo. Una programación que ha bailado ante un público que sabe que lo que se va a encontrar sobre estos escenarios es el futuro. Además de Justice, Moderat, De La Soul o Acra, las nuevas tendencias de la música electrónica actual y el creciente protagonismo del trap han aterrizado en Barcelona.

Paralelamente a esta fiesta musical han discurrido las realidades alternativas del Sónar+D, destacando el estreno mundial de phosphere, el espacio interactivo del japonés Daito Manabe para Sonar Planta, la principal apuesta artística del festival. Nuevas sensaciones que han hecho volar la creatividad de un público al que le gusta repetir en busca de nuevas sensaciones. Unos asistentes que se han rendido a las gafas de realidad virtual, un must en el nuevo espacio Realities +D, donde se han presentado las propuestas VR más innovadoras. Pincha en el vídeo y descubre más sobre el Sónar 2017.

Más información