Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

14.000 cortos después… el Notodofilmfest cumple 15 años

‘El flujo’ gana el gran premio de un festival que celebra su aniversario con un fin de semana de actividades dedicadas al pequeño formato

Los ganadores de los 20 premios de la 15ª edición del Jameson Notodofilmfest. Ampliar foto
Los ganadores de los 20 premios de la 15ª edición del Jameson Notodofilmfest. La Fábrica

Cuando el cineasta Javier Fesser impulsó el primer Jameson Notodofilmfest, en 2001, se necesitaba una noche entera para subir a la plataforma cada cortometraje (de tres minutos y medio de duración). 15 ediciones después, las tecnologías han evolucionado y el festival acumula un legado notable: 62 millones de espectadores, 14.000 cortos de 47 países (cuatro de ellos nominados a los Goya) y 700 horas de metraje. “Si lo queréis ver todo solo os va a llevar 29 días con sus noches”, bromeó ayer, jueves, el director del certamen, Álvaro Matías, que mostró un disco duro donde se concentra la historia de un festival que está de aniversario. El certamen concedió 20 premios a los finalistas de una edición a la que se han presentado 921 cortometrajes, un 11% más que en la anterior, y ha preparado un fin de semana especial con más de 100 horas de programación y actividades que contarán con la participación de más de 50 profesionales del sector como Raúl Arévalo, Eduardo Casanova o Ignatius Farray.

“Quiero agradecer a Javier Fesser, el alma mater de este festival y del mundo del corto en general. Nos ha enseñado que lo que importa es contar historias, no que sean cortas o largas", aseguró el director Daniel Sánchez Arévalo, que comenzó su carrera en el Notodofilmfest con dos cortos: Gol (2002) y Exprés (2003). “A mí me cambió la vida”, dijo Arévalo, que entregó el Gran Premio Jameson a la mejor película de este año, El flujo, de Miquel Gadea, un corto sobre un cubano que ha instalado un teletransportador de materia en su vientre para recibir y dar salida a las heces de sus clientes americanos y europeos. O, como comienza el filme: “Ernesto se dedica a cagar a cambio de dinero”. El director no pudo recoger el premio, dotado con 6.000 euros, porque se encuentra estudiando en la Escuela Internacional de Cine y TV de La Habana, desde donde envió un vídeo de agradecimiento sentado en la taza del váter. Nubes de azúcar, de David Ruiz Juanola, recibió la mención especial del jurado y el Premio IED Madrid a la mejor dirección artística.

La gala, presentada por los actores Mariam Hernández y Daniel Pérez Prada, estuvo marcada por reivindicaciones feministas en un edición en la que un 22,8% de los cortos a concurso están dirigidos por mujeres, un 2,8 % más que en la edición de 2014, por ejemplo. Llegar, de los hermanos Kiko y Javier Prada, ganó el Premio El Corte Inglés al mejor personaje femenino por promover un personaje “fuerte e independiente”, interpretado por Violeta Orgaz, que también se hizo con el Premio Estudio Corazza a la mejor actriz por “hacernos imaginar el amor y el dolor de una madre exdrogadicta que anhela recuperar la custodia de su hija”.

Juan Luppi fue el mejor actor por Combustión, una historia surrealista sobre un hombre que investiga casos de combustión espontánea en seres humanos. Ahora tengo pene, de Eva Moreno, triunfó como mejor documental y mejor dirección por la narración del embarazo de la directora. “Fue muy difícil resumir nueve meses en 3,5 minutos”, bromeó Moreno, que podrá rodar su próximo corto en la Escuela de Cinematografía y del Audiovisual de la Comunidad de Madrid (ECAM), que patrocinaba el galardón.

La mejor dirección de producción fue para Odio los paraguas, de Adrián Perea, que levantó las risas del público con “una locura que tenía en la cabeza” sobre su aversión por estos utensilios contra la lluvia. “Odio los paraguas. Son una puta mierda. Te mojas”, dice una voz en off en el filme mientras se suceden escenas de gente sufriendo las imperfecciones de estos objetos. El premio del público, patrocinado por EL PAÍS, recayó sobre El cierre, de David Moreno, que fue el que más votos de los espectadores recibió por una historia sobre unos ladrones orgullosos de su profesión, que por el día se dedican a vender alarmas antirrobo a los que desvalijan de noche.

Eduardo Manos Fijas, Premio a la mejor película de animación, fue una de las que más aplausos se llevó. El corto dirigido por Jim S. Soler narra en stop motion la historia de amor de dos playmobil y el drama sufrido por el amante al no poder pintar, escribir cartas o coger de la mano a su amada dada la inmóvil condición de sus extremidades. "Gracias, pero el premio es de ellos dos. Yo solo he contado su historia", dijo el director al tiempo que sacaba de sus bolsillos a los dos muñequitos.

La fiesta continúa el fin de semana

El JamesonNotodofilmfest Weekend prolongará hasta el domingo el aniversario del festival, con más de 100 horas de proyecciones y la participación de figuras importantes del mundo cine. Raúl Arévalo acudirá a un encuentro con el público para hablar de su ópera prima, Tarde para la ira, que también se proyectará (domingo, 11.00). Nacho Vigalondo impartirá un taller de dirección (domingo a las 16.00, con inscripción previa). Los creadores de El fin de la comedia, Raúl Navarro, Miguel Esteban e Ignatius Farray, acudirán a un coloquio para hablar sobre la sitcom, de la que se proyectarán dos capítulos (viernes, 20.00). Y el actor y director Eduardo Casanova presentará junto a su equipo su ópera prima, Pieles (viernes, 20.30), entre otras muchas actividades y proyecciones de películas que terminarán el domingo a las 21.00.