Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

‘Caos FC’: cuando lo mejor del fútbol está en los peores equipos

‘Movistar +‘ emite la segunda temporada de ‘Caos FC’, presentada por Michael Robinson y Raúl Ruiz

Michael Robinson, Joaquín Caparrós y Raúl Ruiz en 'Caos FC'.

Las esperanzas del C.D. Berriz penden de un hilo. El próximo partido es el más importante del año para este humilde equipo de la segunda regional de Vizcaya: si pierde, desciende. Casi no tiene posibilidades, pero cuenta con una ayuda inesperada. Michael Robinson y Raúl Ruiz los entrenarán la semana previa para intentar que salven la categoría. Berriz es uno de los seis equipos que participan de la segunda temporada de Caos FC, que se estrenó el 4 de junio y se emite los domingos a las 21.35 en #0. En el programa, Ruiz y Robinson se visten de gurús para tratar de rescatar equipos amateurs al borde del desastre deportivo.

Los futbolistas que muestra Caos FC no cobran por jugar, ni salen en televisión y muchos nunca han vestido una camiseta con su nombre estampado en la espalda. Son estudiantes, profesionales o trabajadores. "No sé la estadística exacta, pero supongo que las estrellas del fútbol son el 0,01% del pueblo futbolístico. Aquí está el fútbol de verdad", destaca Robinson a un costado del campo del Berriz, durante una jornada de grabación a la que asiste EL PAÍS. "La gente que vea el programa se sentirá identificada porque es como el fútbol que todos han jugado con sus padres o sus amigos", completa Ruiz, exjugador de aquel Numancia que casi elimina en 1996 al Barcelona de Cruyff de la Copa del Rey y reportero desde hace 20 años en Canal +, Cadena SER y Movistar+.

Ambos entrenadores saben que es casi imposible mejorar el nivel del equipo en una semana. "No tenemos la varita mágica, pero podemos sentar las bases para el futuro. Muchos jugadores no han tenido un entrenador que les haya enseñado cómo golpear la pelota o cómo colocarse en el terreno", explica Ruiz y subraya uno de los puntos fuertes del programa: el lado humano. "Hay gente que lleva una vida muy dura y el fútbol les sirve un poco de terapia. También intentamos reflejar eso. Cada uno de los chavales tiene su historia", cuenta el exjugador del Numancia.

El programa mezcla deporte y humor, pero las historias personales marcan el carácter de cada capítulo. Historias como las de Ismael Álvarez y Jon Lejardi, delanteros berriztarras. Álvarez tiene 33 años y trabaja en un frigorífico de pescados. Lejardi tiene 18, es estudiante de grado medio y no pierde la ilusión de ser algún día futbolista profesional. Son jugadores anónimos, excepto en su pueblo. Berriz es el único club de fútbol de la localidad homónima, una ciudad de menos de 5.000 habitantes a media hora en coche de Bilbao. "Cuando jugamos en casa, vienen 80 chavalitos a vernos. Que se sepan los nombres de los jugadores o te pidan una foto es... la hostia", cuenta Andoni Arrían, entrenador del equipo.

Más invitados y fútbol femenino

La segunda temporada llega con cambios. Si en la primera una estrella de fútbol acompañaba a Raúl y Michael en los entrenamientos, en esta son dos. El exentrenador del Osasuna Enrique Martín Monreal y el exjugador del Athletic de Bilbao Aitor Larrazábal son los invitados en el capítulo del Berriz. "No esperaban a Aitor. Aquí la mayoría es del Athletic, imagina la emoción de los chavales cuando llega este tío que jugó casi 500 partidos en el club y viene a tirar faltas con ellos", cuenta el Ruiz. Otra de las novedades es que incluye a un equipo femenino: Cuesta del Rayo, de Algeciras.

De Berriz a Algeciras, Caos FC es un viaje por distintos puntos de España donde hay equipos con problemas. A algunos les cuesta ganar, pero a otros incluso reunir jugadores suficientes para hacer las prácticas. "El primer día de entrenamiento [del Berriz] había diez jugadores. Por la tarde ya estaban todos, porque algunos trabajan por la mañana", recuerda Enrique Martín. "El programa sirve recordar las raíces de uno, lo que nos ha tocado vivir cuando éramos como ellos", señala el exentrenador del Osasuna.

Deporte más auténtico

Para Robinson, este recorrido por el fútbol regional ha sido un descubrimiento. Desde joven jugó en clubes profesionales de Reino Unido y, cuenta, nunca había pisado un campo de tierra. "Desconocía el fútbol humilde. No había visto estos vestuarios, estos balones, cómo era jugar sin jueces de línea", admite el conductor de Informe Robinson. El presentador asegura que encontró en las categorías inferiores un deporte más auténtico y generoso en en las grandes ligas. "Hay momentos en los que pienso que el fútbol está siendo secuestrado por el dinero. Veo que tiene una buena dosis de cirugías plásticas y capas de maquillaje, me parece postizo. Luego vengo una semana a Caos FC y veo pura pasión a cambio de nada. Y recobro mi fe", reflexiona el británico.

Más información