Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Batiburrillo de sábado noche

Con 'No es un sábado cualquiera', La 1 parece querer huir de la caspa de aquella 'Noche de fiesta', pero casi termina haciendo bueno a José Luis Moreno

La televisión veraniega es dura. El descenso de horas al frente del televisor lleva a los canales a probar nuevos formatos, a tirar de enlatados y a intentar llenar las horas de ocio de los espectadores con programas con los que haya que pensar lo justito y que inviten a la desconexión. Ese parece ser el fin de No es un sábado cualquiera, título con el que La 1 ha recuperado para la causa las galas de variedades.

Fernando Gil trata de llevar el orden en un programa que incluye actuaciones musicales en directo, chistes sueltos, concursos en los que participa el público del plató, espectáculos de baile y efectos visuales, sketches o los guiñoles de Julio Iglesias y Kiko Rivera. En medio de esta batidora, un Gil bailongo y con dosis extra de energía parecía un tanto perdido, reflejo del desconcierto que genera en el espectador encontrarse con un programa en el que en ningún momento sabe a qué atenerse. 

Batiburrillo de sábado noche

La pública parece querer huir de la caspa de aquella mítica Noche de fiesta, pero No es un sábado cualquiera casi hace bueno a José Luis Moreno. Porque los noventa, para La 1, todavía no han terminado. Un ejemplo: los Estopa, primeros invitados del programa, cantando La raja de tu falda (1999). Otro ejemplo: un sketch con dos hombres que viven pegados al mando de la videoconsola. Uno de ellos, de forma literal; dice llevar con el mando pegado con pegamento a la mano desde 1999. "¿Y cómo haces para mear?" "Pienso en Edurne, como siempre". Prefiero no pensar qué ha querido decir con ello...

Con este batiburrillo de elementos aleatorios sucesivos La 1 parece estar dispuesta a refrescar la noche de los sábados a los españoles este verano. Si el objetivo es regresar a los noventa, que vuelva El Grand Prix y que lo haga ya.

Más información