Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El obispo de Málaga contra el grafitero Invader

La Iglesia pide que se retire una de sus obras en la fachada del Palacio Episcopal y la Junta abre una investigación

Invader Malaga Ampliar foto
Mosaico de Invader colocado en el Palacio Episcopal de Málaga. EFE

La delegación provincial de Cultura de la Junta de Andalucía ha abierto una investigación para determinar si las 29 intervenciones realizadas por el artista francés Invader en edificios y espacios de Málaga afectan al patrimonio histórico de la capital. La decisión de la Administración se produce tras la petición del obispo de Málaga de que se retire la pieza que el artista ha colocado en una de las fachadas del Palacio Episcopal, declarado Bien de Interés Cultural. "Estamos actuando igual que actuaríamos ante cualquier otra intervención que se haga en un edificio así, con la máxima protección", asegura la delegada provincial de Cultura, Monsalud Bautista.

En el escrito remitido al Ayuntamiento y al Gobierno andaluz, el Obispado asegura que no había recibido "ninguna notificación al respecto ni petición de permiso por parte del artista". "El Obispado de Málaga no pone en duda la calidad artística de la obra pero considera que la fachada del Palacio, catalogado como Bien de Interés Cultural y protegido por el artículo 19 de la Ley 14/2007 de Patrimonio Histórico de Andalucía, no es un lugar apropiado para ello", se lee en el escrito enviado a Cultura. "Esperamos que pronto se subsane lo que podría suponer una contaminación visual del edificio", añade. Días antes, el Obispado había pedido al Consistorio la retirada de la obra pero, "al no recibir respuesta", ha procedido a este requerimiento.

Las 29 obras del artista galo, basadas en la estética del célebre videojuego arcade Space Invaders, que surgió en 1978 y se hizo popular a principio de la década de los 80, se distribuyen por toda la capital malagueña, en su gran mayoría por el casco antiguo. Además del Palacio Episcopal, otro de los mosaicos está colocado en el Palacio de Salinas, también protegido. "Además de en estos dos edificios declarados bien de interés cultural, según la primera valoración, otros 15 están en el conjunto histórico", explica Bautista.

Invader ha instalado 3.481 mosaicos en 71 ciudades de todo el mundo, tal y como se puede ver en su página web. Junto a estas creaciones, el artista ha desarrollado una aplicación que permite a los usuarios ganar puntos cada vez que fotografían uno de estos mosaicos. Sus creaciones se plasman en pequeños lienzos, realizados con teselas de mosaico que representan, gráficamente y con un estilo pixelado, los alienígenas que hicieron famoso este videojuego en todo el mundo.

Tras el escrito del Obispado, Cultura ha abierto una investigación para determinar el autor y las circunstancias de los hechos. "Cualquier intervención en un edificio protegido, ya sea interior o exterior, en este caso exterior, tiene que contar con los correspondientes permisos, que han tenido que ser solicitados por el autor, por los promotores... Y al parecer, en este caso, no hay petición", señala la delegada provincial, quien recuerda que "toda actuación en un edificio protegido sin autorización es susceptible de ser sancionada".

Más información