Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Del Sónar a Eurovisión: los festivales de Salvador Sobral

El portugués pasó con Noko Woi por la edición de esta mítica cita barcelonesa

Salvador Sobral: del Sonar a Eurovision
Noko Woi en el concurso de bandas emergentes Bala Perduda de la Sala Apolo en Barcelona

Salvador Sobral, ganador del festival de Eurovisión 2017, es el nuevo héroe universal de la música, el salvador del sur de Europa y el portugués más famoso del momento. La prensa le ha dedicado sus mejores palabras, las redes un sinfín de halagos, y el mundo ha puesto en valor la importancia de  Amar pelos dois. Sí, el gallo del gallinero no fue el español Manel Navarro, sino este intérprete que jamás había visto el festival de la canción, y que en su día se dejó querer por otro tipo de festivaleros, los del Sónar de Barcelona.

Tiene 27 años y tras un Erasmus en Palma de Mallorca y dos años en el Taller de Músics de Barcelona, su participación en Eurovisión le ha otorgado una fama que no buscaba. El intérprete ha logrado acumular casi un millón de escuchas en Spotify y ya cuenta con más de 230.000 seguidores en su página de Facebook. Y a pesar de su visión sencilla e intimista de la música totalmente alejada del exhibicionismo, Europa ha logrado universalizar a sus oyentes en la famosa plataforma musical por este orden geográfico: Lisboa, Estocolmo, Madrid y Barcelona. Un éxito abismal si se compara con el de Noko Woi, la banda con la que participó en el Sónar de Barcelona.

Corría el año 2014 cuando Salvador Sobral acudía a la gran cita de la música electrónica española como la voz de Noko Woi, un grupo gestado en la ciudad condal. Este colectivo modesto que cuenta con medio millar de seguidores en Spotify y unos seiscientos oyentes mensuales, se ha escuchado más en Barcelona que en Lisboa, ciudad de origen del ganador de Eurovisión. Su disco Noko Woi fue el álbum presentación del venezolando Leo Aldrey y Sobral y se grabó en los estudios de Red Bull Music Academy de Londres. Un trabajo con el que conquistaría Barcelona en su primer festival, el Sónar.

El portugués se embarcó en este proyecto durante su estancia en Barcelona. Junto a Aldrey, Sobral ha sido artífice de un proyecto artístico que ha sabido mezclar ritmos y experiencias junto a diferentes nombres como Juan Daniel González, Adolfo Bueno, Gloria Maurel, Frederic Font & Jon Corcuera. Noko Woi significa "escuchar alrededor" en warao, lengua aislada de Venezuela, una mezcla artística que te invita a balter, o a bailar por bailar sin importar el resultado. Una premisa indie que ha llevado hasta Ucrania mediante la composición de su hermana, la también cantante Luisa Sobral: "Nunca pensé que fuéramos a ganar porque nuestro tema no tiene nada que ver con el mundo eurovisivo". Pues eso.

Más información