Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El gato gay de la Feria del Libro ve la luz

Tras la polémica por el cartel, la artista Ena Cardenal de la Nuez advirtió de que otro de los diseños incluía la bandera arcoíris

Uno de los seis carteles de Ena Cardenal de la Nuez para la Feria del Libro de Madrid. Ampliar foto
Uno de los seis carteles de Ena Cardenal de la Nuez para la Feria del Libro de Madrid.

La primera versión enfrentó a detractores y admiradores con ardor en la Red. Y la segunda, esa que la propia autora advirtió que saldría y que lo haría con revuelo, ya está aquí. Un simple gatito, con páginas de libro convertidas en bigotes. Y, ahora, en vez de con el cuerpo rojo, pintado con la bandera arcoíris, icono de la comunidad LGTBI. Ena Cardenal de la Nuez (Las Palmas, 1968), autora del cartel de la 76º Edición de la Feria del Libro de Madrid, diseñó hasta seis versiones del mismo para poder mostrar la diversidad social y cultural de la capital española, que justamente este año es sede mundial del World Pride 2017.

Cardenal confesó en una entrevista con EL PAÍS que su intención habría sido hacer algo más próximo a su estilo, de estética más geométrica, como esos trabajos que desarrolla habitualmente para catálogos de arte y arquitectura, pero que finalmente sucumbió a la ocurrencia que le asaltó al principio: "si el gentilicio de los madrileños es gatos, pongámosle un libro por bigotes". "La feria es una cosa muy popular. Es ese momento en el que vas a El Retiro y estás feliz. Quería provocar una sonrisa y no hacer algo muy cool”, confiesa.

El director de la feria, Manuel Gil, explicó a este periódico que ellos seleccionan a la persona que hará el encargo, pero que luego respetan su libertad creativa sin intromisiones. Casi nunca se había ocupado del diseño una mujer así que, dada su dilatada carrera, confiaron en Cardenal. Quisieron apostar por ella. Y el resultado, dice, ha superado todas sus expectativas. El cartel más polémico de los últimos años puede traer buenas noticias, opina la autora:  "Si sirve para que se hable de la feria, objetivo cumplido.

Más información