Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El polémico cartel taurino del poeta Miguel Hernández

La abstención de Compromís permite sacar el contrato 24 horas después de rechazarlo

Cartel taurino de Alicante.
Cartel taurino de Alicante.

"Soy aficionado a los toros y de izquierdas, con abuelos en fosas comunes, y me duele lo que ha pasado". Quien así habla es Vicente Bernal, un antiguo militante socialista, hermano del que fuera candidato por el PSPV-PSOE a la Alcaldía de Alicante Blas Bernal. Este exintegrante de la junta directiva del club taurino de la ciudad, uno de los más antiguos de España, acaba de abandonar de forma airada la sede del grupo municipal de Guanyar Alacant, la confluencia electoral de EU y Podemos. Recrimina a sus concejales su oposición al cartel de la feria de Hoguera de San Juan de este año. Un cartel que rinde homenaje al poeta oriolano Miguel Hernández con motivo del 75 aniversario de su muerte. "Solo quería recordarles que el 10 de enero de 1937, aquí en Alicante, en plena Guerra Civil, se celebró una corrida a beneficio de las milicias del Partido Comunista. Igual piensan que aquellos comunistas eran más salvajes que los de ahora", explica Bernal al periodista. "Me duele que nos quieran cercenar este arte efímero y me duele este negacionismo. Miguel Hernández fue un gran aficionado a los toros, igual que lo fueron muchos poetas de izquierda de la Generación del 27 como Alberti o Lorca, o como lo fue Picasso", añade.

La polémica en torno a la feria de Hogueras, que incluye cuatro corridas de toros y una de rejones entre el 21 y el 25 de junio próximos con José María Manzanares, Cayetano Rivera, El Juli, Andy Cartagena y Alejandro Talavante, como principales figuras, estalló el martes, cuando Compromís y Guanyar Alacant, socios del PSPV-PSOE en el tripartito que gobierna la ciudad, votaron en contra de la propuesta que había llevado a la junta local de gobierno la concejal socialista responsable del coso alicantino, Gloria Vara.

Dicha propuesta incluía la aprobación del elenco de diestros y ganaderías, por un lado, y del cartel que anuncia el festejo, presidido por la imagen de Miguel Hernández junto a una estrofa de su poema Llamo al toro de España, en un segundo plano. La iniciativa llegó al órgano de gobierno con el informe favorable de la comisión taurina municipal. Pero la negativa de Compromís y Guanyar a respaldarla disparó todas las alarmas entre los amantes de los toros. Hasta el punto de que el empresario que explota el coso llegó a paralizar la venta de entradas.

Finalmente, apenas un día después del revuelo generado, la propuesta ha sido aprobada en una junta de gobierno extraordinaria celebrada este miércoles gracias a la abstención de Compromís y a que una concejal de Guanyar, Julia Angulo, se había ausentado de la reunión alegando "razones personales". Lo contrario, según fuentes socialistas, podría haber supuesto un serio descalabro económico para las arcas locales porque la corporación habría tenido que desembolsar una indemnización "millonaria".

Desde el PSPV-PSOE no acaban de entender la posición de sus socios. "La aprobación era preceptiva y figuraba en el pliego del contrato", señalan. Máxime cuando la empresa que explota el coso alicantino, Toros del Mediterráneo, dispone de una carta en la que la familia del poeta autoriza expresamente a usar su imagen como reclamo del festejo. "Su familia está encantada y emocionada por este homenaje", sostiene la concejal Gloria Vara. Por su parte, la nuera del poeta, Lucía Izquierdo, que representa su legado, ha confirmado que su suegro era "un gran admirador de la fiesta", aunque ha rechazado opinar sobre la polémica política.

Miguel Hernández es todo un símbolo de la izquierda alicantina, un icono, la principal seña de identidad de la activa comisión local por la recuperación de la memoria histórica. Pero el uso de su imágen gráfica más conocida para anunciar un festejo taurino ha chirriado entre los partidos que aglutinan la izquierda alternativa al PSOE en la ciudad, Compromís y Guanyar, con un electorado que se declara mayoritariamente antitaurino.

El problema es que Miguel Hernández fue un reconocido amante de la tauromaquia, según sus propios herederos, y colaboró de buena gana en su día con el académico José María de Cossío en Los Toros. Tratado técnico e histórico, la enciclopedia taurina por antonomasia. Compromís y Guanyar coinciden al atribuir su rechazo al cartel en una cuestión de procedimiento. Alegan que el pasado año la propuesta, el mismo pliego de condiciones del contrato, no requirió el apoyo de la junta local de gobierno, sino que fue aprobado unilateralmente por la concejal Gloria Vara. "Debemos entender entonces que aquella aprobación se produjo de forma irregular", asegura a El PAÍS el vicealcalde de Alicante y líder de Guanyar, Miguel Ángel Pavón. Los socialistas reconocen que en aquella ocasión "se hizo todo deprisa", movidos por la urgencia de incluir en la programación al diestro José Tomás, pero advierten de que el secretario municipal ha avalado que sea la junta local de gobierno el órgano responsable de la contratación, como estipula el pliego de la adjudicación.

Guanyar Alacant no comparte la visión del Miguel Hernández amante de la tauromaquia, pues sus versos relativos a esta temática se centran más bien en ensalzar la figura del animal. "No creemos que sea lo más relevante de él, pero no queremos pontificar sobre ello porque lo desconocemos y hay muchos especialistas sobre su figura. Más allá de la utilización de su imagen, que entendemos secundaria en este asunto, nosotros estamos en contra de los toros porque lo consideramos un acto de maltrato animal", ha precisado Pavón a EL PAÍS.

Guanyar, defiende, ha sido coherente con su programa electoral, que prevé una consulta ciudadana sobre los festejos taurinos en Alicante y que es contraria a que la plaza, de titularidad municipal, siga albergando corridas. En Compromís admiten que no les gustaba el cartel que anuncia el festejo, aunque alegan que su oposición inicial se debió a las "dudas" suscitadas sobre la necesidad de que su aprobación pasara por la junta de gobierno local, cuando el año pasado no había sido necesaria.

El portavoz del equipo de gobierno y líder de este grupo, Natxo Bellido, era partidario de dejar aparcada la propuesta hasta que se "resolvieran esas dudas", pero esta mañana ha optado por abstenerse, después de que el secretario municipal le informara de que el contrato tenía que pasar por el equipo de gobierno, contrariamente a lo que había manifestado en un primer momento por "una equivocación".

El alcalde, el socialista Gabriel Echávarri, que ha mantenido múltiples rifirrafes con sus socios desde de gobierno desde que se inició la legislatura, ha salido al paso de la polémica este mismo miércoles para recordar que existe un contrato en vigor y éste "hay que cumplirlo". Además de destacar el apoyo de los herederos del poeta a la utilización de su imagen en el cartel, el primer edil ha anunciado que su partido votará a favor de prorrogar otros dos años el contrato de explotación de la plaza de toros a favor de la actual adjudicataria, que vence el próximo mes de diciembre. Igualmente, ha cifrado en unos 8 millones de euros el impacto económico que tuvo en la ciudad la anterior feria de Hogueras, la de 2016, la de José Tomás.

Visto lo visto con el cartel, el enfrentamiento en el seno del tripartito den izquierdas en relación a las corridas de toros está únicamente en stand by., pues Guanyar, por boca de Pavón, ha anunciado que se opondrá a la prórroga, del contrato de explotación de la plaza para que ésta acoja conciertos de música, teatro y otras manifestaciones culturales, en modo alguno festejos con astados.

Más información