Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Premio Princesa de Asturias de Cooperación 2017 para la Hispanic Society

El galardón, dotado con 50.000 euros, reconoce a esta institución artística con sede en Nueva York

Retratos obra de Sorolla en la exposición 'Tesoros de la Hispanic Society of America', en el Museo del Prado.

Han pasado más de cincuenta años desde el fallecimiento de Archer Huntington (1870-1955) y un siglo desde que inauguró un excéntrico y exquisito proyecto en la mejor tradición de la filantropía decimonónica estadounidense. Hoy los desvelos de Huntington y de los responsables de The Hispanic Society of America (HSA) han sido premiados con el Premio Princesa de Asturias de Cooperación Internacional 2017,dotado con 50.000 euros. El galardón supone el reconocimiento a esta institución dedicada a coleccionar, conservar, estudiar, mostrar, estimular el conocimiento del arte la historia y la literatura de España y Portugal y de los países ámbito hispano. Desde 2015 el patronato de esta institución está presidido por Phillippe de Montebello, legendario director del Metropolitan Museum durante tres décadas. "Estamos entusiasmados", declaró al teléfono. "Ha habido tres momentos capitales en estos años. El primero fue obtener la autorización oficial para ampliar el patronato, y favorecer así la financiación. El segundo, que tras decidir emprender la rehabilitación de la sede Miguel Zugaza nos propusiera hacer en el Prado una gran exposición de la colección, porque no podíamos tener un mejor respaldo. Y por último, recibir este prestigioso premio”.

Archer Huntington en 1894
Archer Huntington en 1894

Apasionado lector, con una vena romántica que le hizo conectar con la tradición hispana, Huntington reunió desde finales del siglo XIX una vasta biblioteca y una importante colección de arte en un museo y centro de investigación. Otros prominentes magnates como Pierpoint Morgan y Henry Clay Frick (los llamados robber barons) se descubrían como ávidos coleccionistas en aquellos años, pero la peculiaridad de la empresa del rico heredero Archer —que renunció a llevar los negocios familiares para disgusto de su padre adoptivo— es la temática de su proyecto: quería construir un “museo español”. Surgió así The Hispanic Society of America que abrió sus puertas en 1908 en un imponente edificio neoclásico en la zona alta de Manhattan, al que pronto se sumarían otros tres, uno de los cuales alberga desde entonces la Academia de las Artes y las Letras Americanas. "Huntington se enamoró de todo lo que estuviera relacionado con la Península Ibérica y se enfocó exclusivamente en este tema", explica Montebello. "Además optó por comprar solo piezas fuera de España en Londres, Estados Unidos o Francia". La institución se mantiene mayormente gracias a la dotación que dejó Huntington para su supervivencia, y no recibe subvenciones públicas. En 2006 fue reconocida con la Medalla de Oro de Bellas Artes otrogada por el Ministerio de Cultura de España. 

El cuadro 'aldeanos Leoneses', de Sorolla, de la 'Hispanic Society of America'.
El cuadro 'aldeanos Leoneses', de Sorolla, de la 'Hispanic Society of America'.

En 1898 Huntington le explicaba a su madre en una carta que su proyecto debía “condensar el alma de España en significados, a través de obras… Deseo conocer España como España y darle expresión en un museo. Si puedo hacer un poema de un museo, será fácil de leer”. A sus lecturas sobre la hsitoria de la Península Ibérica se sumaron los viajes que realizó por el país en 1892, 1896 y 1898. Y su empeño quedó fabulosamente cumplido en una colección que reúne piezas maestras de pintura, escultura y artes decorativas desde la Edad Media hasta el siglo XX, además de grabados y fotografías, 200.000 manuscritos y 300.000 volúmenes, con cerca de 15.000 previos al 1700.

The Hispanic Society of America es un lugar indispensable para el estudio de la cultura hispana y sus huellas en Iberoamérica y Filipinas. Los sepulcros renacentistas, procedentes del monasterio de San Francisco de Cuéllar, las esculturas, cerámicas árabes, telas, joyas ibéricas y mosaicos romanos forman parte del tesoro, al que se suman obras de Velázquez, El Greco, Goya y Sorolla, pintor próximo a Huntington. La sede neoyorquina se encuentra cerrada al público desde enero, aunque abierta a los investigadores, por los trabajos de rehabilitación que se están acometiendo en el tejado y en las salas, y que está previsto que concluyan a finales de 2019. Una muestra con más de 200 piezas de la colección ha viajado a Madrid, esta primavera en la exposición más completa realizada hasta la fecha, que se expone hasta el 10 de septiembre en el Museo del Prado. 

'Duquesa de Alba', de Goya, es una de las piezas más importantes de pintura de la muestra 'Tesoros'.
'Duquesa de Alba', de Goya, es una de las piezas más importantes de pintura de la muestra 'Tesoros'.

Más información