Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Kevin Bacon: “No hay ningún argumento contra el feminismo”

El actor protagoniza la nueva serie de Amazon 'I Love Dick'

Un hombre se pasea por la calle montado a caballo y con sombrero vaquero. Es lo primero que se encuentran Chris y Sylvere cuando llegan a Marfa (Texas), una peculiar comunidad intelectual a la que este matrimonio de artistas se traslada porque él va a trabajar con un tal Dick. Poco después descubren que ese tal Dick y el vaquero son la misma persona, el hombre que agitará la ahora monótona vida amorosa de la pareja.

"Es una historia sobre amor, sexo y arte". Así define Kevin Bacon (Philadelphia, 1958) su nueva serie, I Love Dick, cuyos ocho capítulos estrena hoy Amazon Prime Video en España. En ella Bacon da vida al objeto de una obsesión amorosa, algo que parece divertirle. "¡Me encanta!", dice en charla telefónica con EL PAÍS. "En realidad, creo que cada vez que alguien se enamora en cierta forma se obsesiona con otra persona", argumenta el actor. Su personaje será el detonante de que el fuego que se había apagado entre el matrimonio de recién llegados vuelva a encenderse. "Es un hombre que está sufriendo una convulsión en su vida", dice el actor sobre su personaje, "está en medio de, digamos, una crisis sobre lo que va a hacer con su vida y qué significa lo que ha hecho hasta ahora. En esta crisis conoce a esta mujer salvaje y loca que, le guste o no, sacude su mundo de una forma muy intensa".

Kevin Bacon: “No hay ningún argumento contra el feminismo”

Jill Soloway, creadora de Transparent, y Sarah Gubbins son las responsables de esta serie basada en una novela homónima de Chris Kraus escrita en 1997 y que se convirtió en un libro de culto para el movimiento feminista. Bacon leyó la novela una vez que se unió al proyecto. "Había partes del libro que me parecía que estaban un poco fuera de mi alcance, pero el núcleo emocional de esa obsesión es lo que me atrapó", describe el actor, que se considera a sí mismo feminista. "Por supuesto que defiendo la idea de que la mujer tenga los mismos derechos que los hombres y el mismo sueldo. No creo que haya ningún argumento contra el feminismo".

Además de tratarse de una historia narrada desde el punto de vista femenino —el de la mujer de este peculiar triángulo amoroso, Chris, interpretada por Kathryn Hahn—, esta serie está escrita y dirigida en su totalidad por mujeres como forma de reivindicar su posición dentro de la industria audiovisual. "Como la mayoría de cosas, es un mundo que ha estado controlado desde el principio por hombres. Las mujeres deben crear y tener control de sus propias series, y lo están haciendo cada vez más. Jill Soloway o Shonda Rhimes son grandes ejemplos de eso, están usando su poder para crear el arte en el que creen", defiende Bacon.

Kevin Bacon: “No hay ningún argumento contra el feminismo”

Con I Love Dick, el actor de Footloose, Mystic River o Apolo 13 se embarca en un proyecto muy diferente a su anterior trabajo televisivo, The Following, en el que encarnaba a un exagente del FBI que perseguía al líder de una secta. "De I Love Dick me encantó el guion, el tono, admiraba a Jill Soloway de Transparent, y hay algo en los personajes... Siempre me ha gustado hacer algo diferente a lo que acabo de hacer, y este era el personaje perfecto para el momento de mi vida en el que estaba. Venía de mucho drama con un montón de sangre, violencia, dolor... Algo de media hora, con un tono de comedia me parecía el trabajo perfecto". Preguntado por qué tipo de género le hace sentirse más cómodo, el thriller de The Following o el más intimista e incluso independiente de I Love Dick, Kevin Bacon es tajante: "No busco la comodidad, busco trabajos que me estimulen. Un sofá es cómodo. El trabajo es para expresarme yo mismo y hacer arte. Lo que busco es hacer películas diferentes, vivir experiencias diferentes, con personajes diferentes, géneros diferentes... Me encantó hacer The Following, fue genial, y me encanta estar en I Love Dick".

Tras una carrera en la que no ha frecuentado la televisión, en los últimos años Bacon ha virado hacia la pequeña pantalla, un mundo en el que parece sentirse a gusto. "No hay muchas diferencias. Pero nunca he estado en una serie en la que haya podido leer todos los guiones antes de grabar, eso sería genial pero no ocurre así. Vas capítulo a capítulo y cuando interpretas tu papel tienes que hacer un acto de fe en que el personaje va hacia donde tú esperas que va a ir", dice. Y podría seguir en la televisión en los próximos años, porque la película Temblores, que Bacon protagonizó en la gran pantalla, está en camino hacia el formato por capítulos. "El proyecto sigue vivo, y esperamos tener noticias sobre ella en breve", dice el actor.

Más información