Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fyre Festival: de fiesta de ensueño a pesadilla en Bahamas

La cita musical que pretendía emular a Coachella se ha suspendido el día que estaba prevista la inauguración

Imagen promocional del Fyre Festival. / Anuncio del fesitval.

Las promesas del Fyre Festival se han convertido en una película de zombis, y a juzgar por las imágenes de los que han logrado aterrizar en las Bahamas, la expresión es casi literal. Los asistentes a esta cita musical llegaban este jueves a la isla para vivir una experiencia de ensueño por la que habían pagado un auténtico dineral y se han encontrado un campamento sin apenas luz. Una situación que no han dudado en compartir con el resto de la humanidad a través de sus redes sociales, hasta convertir el nombre de este festival en tendencia mundial y en broma viral.

El rapero Ja Rule y el empresario Billy McFarland se esconden tras una organización que echa la culpa a la falta de experiencia y que ya había recibido su primer batacazo con la renuncia de una de las bandas programadas. Blink 182 publicaba en su cuenta de Twitter un mensaje este jueves en el que lamentaba no poder actuar en un festival que en su opinión no tenía la calidad que ellos acostumbran a ofrecer a sus seguidores. 

El evento aspiraba a ser un nuevo Coachella y estaba promocionado por influencers y modelos como Bella Hadid o Kendall Jenner. El perdón no ha tardado en llegar por parte de las instituciones de la isla, que pedía disculpas por el "caos" del festival. Mientras, parte del público ya ha firmado una queja oficial para pedir la devolución de unas entradas por las que se podían pagar desde los mil hasta los 12.000 dólares (11.015 euros). El festival se iba a celebrar durante dos fines de semana consecutivos y promocionaba la arena blanca y el agua turquesa de las playas de Bahamas, mucho yoga, e incluso yates privados para pasar la noche.

La oferta del Fyre Festival era suculenta, una cita con espíritu VIP ubicada en una isla privada y concebida para ser uno de los eventos del año. Un festival que ofertaba un cartel musical protagonizado por Major Lazer o Disclosure y que ha terminado posponiéndose indefinidamente. En un comunicado oficial, la organización ha anunciado que "debido a circunstancias ajenas, la infraestructura no estaba preparada a tiempo para cumplir con las expectativas que ofertaba". En declaraciones a Billboard, los promotores se han hecho responsables de lo ocurrido en Great Exuma y han prometido pases VIP gratuitos para el Fyre Festival de 2018 a todos los asistentes de esta primera edición fallida.

Más información