Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cartelera y estrenos de cine | 21 de abril

'Stefan Zweig; adiós a Europa' protagoniza una semana que acoge el regreso de Keanu Reeves y el primer largo de Esteban Crespo

ATLAS

En los estrenos de esta semana destaca Stefan Zweig; adiós a Europa, que en cinco episodios ilustra el exilio del autor alemán, el escritor más vendido de su época, y que dio una lección inmensa de dignidad en esos viajes por toda América huyendo del nazismo. Boyero dice de ella: “En su ambición realista, en su vocación de honestidad, intenta no forzar el lado sentimental, retratar sin énfasis ni intensidad a los personajes ni la desesperada situación que malviven, tiene horror al pasote dramático y la desmesura de las sensaciones, pero creo que se queda corta en su contención”.

Además llegan a las carteleras John Wick: pacto de sangre, protagonizada por Keanu Reeves, que apuesta, como su primer parte, por la acción y la violencia; Amar, el debut en la cartelera de Esteban Crespo, veterano cortometrajista que incluso fue candidato al Oscar, y que incide en uno de sus temas favoritos, el amor adolescente; y Río arriba, la historia de dos hermanos, encarnados por los extraordinarios Olivier Gourmet y Sergi López, que remontan un río croata a la búsqueda del cadáver de su padre, al que uno nunca conoció y el otro casi preferiría no haberlo conocido.

También se estrenan la nueva película del francés Bruno Dumont, La alta sociedad, que da un giro radical en su carrera y encara una comedia alocada de canibalismo a inicios del siglo XX y con actores como Fabrice Luchini, Juliette Binoche y Valeria Bruni Tedeschi; el thriller español Garantía personal, que mezcla crisis económica y corrupción, y la película nepalí Kalo Pothi, un pueblo de Nepal.

Finalmente en los cines aterrizan la comedia francesa A fondo y el drama eslovaco La profesora, que, como define Jordi Costa, muestra a su protagonista “como una excrecencia terminal de un comunismo que no hizo honor a su nombre: un alma tan fea y miserable como el papel pintado que cubre de mudas estridencias unas vidas sojuzgadas por el aparato del partido”.

Más información