Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Nuevos aires para la moda de ‘Velvet’

Los 10 capítulos de la secuela, ambientada en Barcelona, llegarán a Movistar + en otoño

Arias (en el centro), con parte del reparto de Velvet Colección, el lunes en la presentación de la serie en Barcelona.
Arias (en el centro), con parte del reparto de Velvet Colección, el lunes en la presentación de la serie en Barcelona.

Si Velvet, la exitosa serie que cumplió cuatro temporadas en Antena 3, evitó hacer cualquier referencia a la dictadura franquista que vivía España en la época que recreaba —los años cincuenta y sesenta—, Velvet Colección, su continuación en Movistar+, obviará los últimos años del régimen y la Transición. Ni lucha política ni manifestaciones. “Para nada. Velvet Colección seguirá siendo fiel a su espíritu de glamur y elegancia, aunque con un salto en el tiempo. Nos acercamos a los setenta e irrumpirán las minifaldas, las botas altas y el biquini y sin concesión a lo hippy”, resumía ayer Teresa Fernández-Valdés, responsable de Bambú Producciones, en la presentación en Barcelona de la secuela.

“Todo un reto”, añade la productora, que llegó a un acuerdo con Movistar + para continuar con las historias de amor —y de desamor, de celos y odios— en esta etapa, que tendrá como protagonista a Imanol Arias y estará ambientada en la capital catalana. Velvet Colección se suma a las series televisivas que promueve la plataforma. “Estábamos convencidos de que Velvet podía tener continuidad y por eso llegamos enseguida a un acuerdo”, comentó Domingo Corral, director de Ficción de Movistar +.  El estreno está previsto entre finales de octubre y principios de noviembre. La temporada sumará 10 episodios que tendrán como novedad que cada uno de ellos se reducirá de 70 a 50 minutos de duración.

La trama de la secuela se centra en la expansión del negocio de las galerías de moda, que pasan de boutique exquisita a una marca que quiere expandirse y crear franquicias. En ese momento, llega un personaje nuevo, Eduard Godó, encarnado por Imanol Arias, el inversor necesario para la apertura de la tienda en Barcelona.  “Soy un personaje de la alta burguesía catalana que crea la primera banca dinámica que hace falta para financiar los negocios que ya no son estrictamente familiares. Eso sí, quiero hacer mío todo lo que emprendo. Se podría decir que soy un traidor que enamora”, explicó ayer el actor, quien simultaneará el rodaje de Velvet Colección con su trabajo en Cuéntame. Arias bromeó con su vuelta atrás en el tiempo con respecto a su papel de Antonio Alcántara en el programa de Televisión Española. El actor dijo durante la presentación que se encuentra muy contento: “Los que tenemos cierta edad [60 años en su caso], estamos muy agradecidos con los proyectos nuevos que se nos presentan”.

Adriana Ozores, quien también se incorpora al equipo, interpretará a Macarena Rey, la esposa de Godó. “Por una vez, no hago el papel de mala, lo que me tranquiliza”, señala. Junto a ella, habrá más novedades, empezando por el director, Gustavo Ron, y siguiendo por las actrices Marta Torné, Andrea Duro y la bailarina Mónica Cruz, quien da vida a una flamenca.

Se mantienen en el elenco bastantes caras ya conocidas que estuvieron en Velvet, como Marta Hazas —cuyo papel gana protagonismo—, Aitana Sánchez-Gijón, Javier Rey, Adrián Lastra y Asier Etxeandía. Otros personajes centrales de Velvet, como Paula Echevarría (Ana Rivera), Miguel Ángel Silvestre (Alberto Márquez) y José Sacristán (Emilio) irán desapareciendo poco a poco, salvo algunas apariciones puntuales. Unas historias de amor se van y otras llegan.

Una capital más de ficción que real

Es Barcelona, pero bastante de cartón piedra. La trama de Velvet Colección se desarrollará en la capital catalana, pero durante su rodaje, que comenzará en un mes y se prolongará hasta agosto, muy pocas escenas se grabarán en la ciudad. En teoría, la tienda que centra la ficción está situada en el Paseo de Gràcia. Los responsables de la productora explican que su fachada será creada informáticamente en 3D.

No obstante, Barcelona sí será reconocible, porque la serie cuenta con la inserción de un vídeo publicitario que mostrará la ciudad más tópica de aquellos años, llena de imágenes que se han hecho clásicas.

Más información