Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Netflix y Marvel, una alianza para salvar el mundo

Los responsables de la plataforma online contestan a algunas de las polémicas sobre 'Iron Fist'

El jueves a media noche todo eran nervios y emoción, una mezcla extraña entre silencio y ganas de brindar. La War Room de Netflix, un espacio lleno de pantallas donde se coordina que la serie llegue a todas las pantalla sin demora, estaba lista para un lanzamiento mundial, Iron Fist, fruto de la colaboración entre la aplicación de entretenimiento en vídeo más popular y la mítica casa de superhéroes. La decoración, con farolillo rojos y ambientación asiática, recordaba que las artes marciales son el punto fuerte de esta entrega.

Sin embargo, la elección del protagonista ha sido uno de los puntos más polémicos. Finn Jones, Lord Tyrell de Juego de tronos, tiene el rol principal. Las redes sociales ardieron, consideraban que un actor asiático merecía ese papel. Y sí, resulta extraño que se rodee de asiáticos y él salve el mundo con sus estudiados movimientos. Días antes del estreno él mismo dijo en Twitter que mejor esperasen al estreno antes de comenzar con la cascada de comentarios ofensivos. Karim Zreik, vicepresidente de Marvel, salió en su defensa durante una mesa redonda la mañana antes de que Netflix liberase la serie: “Es el mejor actor para hacer de Danny Rand. Le hemos dado el papel porque representa muy bien lo que ha sido este cómic para Marvel, con su inocencia, con su ingenuidad casi infantil. No hay actor que le pueda superar”. En tiempos en que el debate racial y migratorio en Estados Unidos está más candente que nunca la decisión no es fácil de justificar, a pesar de que en el cómic original el personaje también es blanco y no oriental.

Netflix y Marvel, una alianza para salvar el mundo

Cindy Holland, vicepresidente de series originales de Netflix, una veterana que lleva 15 años en la empresa, considera que la relación con Marvel, al margen de la aceptación de este lanzamiento va a ser duradera. Su división cuenta con un presupuesto de 6.000 millones de dólares para crear contenido propio. Según desveló, la parte técnica se queda en 1.000 millones. Holland tiene claro que para seguir creciendo, para hacer contenido sin publicidad, tienen que conseguir más usuarios y, también, que se renueve la suscripción cada mes. Para ello van a promover más contenido local. No solo en España, donde ya tienen a punto su primera serie, Las chicas del cable, sino también en lugares donde tienen especial interés: Alemania, México y Corea del Sur. “No hace falta ir a Hollywood para hacer grandes historias”.

Netflix y Marvel, una alianza para salvar el mundo

Zreik cree que el formato serie es el ideal en los nuevos tiempos: “Son 13 episodios, que funcionan como una película de 13 horas. Sin cortes, sin publicidad. Y lo mejor es que podemos jugar con los temas. La segunda temporada no tiene por qué conectar con la primera, puede ser diferente y aún así tener sentido”.

Manuel Billeter ha sido el mago detrás de la fotografía de la serie. Aprecia especialmente haber tenido acceso a herramientas como el alto rango dinámico, que permite jugar con colores más realistas y mejor contraste. Netflix quiere llevar esta tecnología a todas sus creaciones futuras. “Trabajar así te hace pensar más, hacer todo más profundo. Nos ha servido para darle más personalidad, para crear un universo propio”.

Hace tres años y medio comenzó la relación entre Marvel y Netflix con el compromiso de contar la historia de los cuatro personajes de los Defensores: Daredevil, Jessica Jones, Iron Fist y Luke Cage. Holland se plantea una meta con esta alianza: “El éxito será llegar a un público más allá del que ya es fan de los superhéroes”.

Más información