Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El corto ‘Ni una sola línea’ gana la Semana de Cine de Medina del Campo

La obra de Víctor E.D. Somoza recibe el Roel de Oro, que otorga el público

'La disco resplandece', Premio Especial del Jurado

Ampliar foto
Un fotograma de 'Ni una sola línea'.

El cortometraje Ni una sola línea, de Víctor E.D. Somoza, ha obtenido hoy el Roel de Oro, el máximo galardón de la Semana de Cine de Medina del Campo, uno de los principales certámenes de cortos de España. El galardón es otorgado por el público y está dotado con 6.000 euros. El cineasta considera que su película es "un homenaje a todas las abuelas": se centra en el plan que dos señoaras mayores, Encarna y Rosario, desarrollan para dar un golpe en un bingo. La obra se ha llevado además el Premio de la Juventud y las menciones del Jurado Senior y del Jurado de la Universidad de Salamanca.

El premio Especial del Jurado, dotado con 3.000 euros, ha recaído en La disco resplandece, de Chema García Ibarra, que también ha obtenido el galardón al mejor vestuario, para Leonor Díaz. Isabel Coixet se ha hecho con el reconocimiento al mejor documental, por No es tan fría Siberia. Y  Beti bezperako Koplak, de Ageda Kopla, fue elegido mejor corto de animación del festival. 

El galardón al mejor director del certamen fue para Santiago Zannou, por Vernon Walks; el de mejor actor, para Miki Esparbé por [Still] love you, de Fernando Bonelli; Irene Anula fue premiada como mejor actriz por Vampiro, de Álex Montoya. El palmarés también reconoce a "Urko Olazabal, galardón al Mejor Guion por Anujin, del mismo Olazabal; Xavi Lloses, Mejor Música Original por Cavalls Morts, de Marc Riba y Anna Solanas", tal y como reza una nota difundida por el festival. En el Certamen Internacional de Cortometrajes, que cumplía 20 años, Ave Maria, de Basil Khalil obtuvo el primer premio (y 2.000 euros) y RM10, de Emir Ezwan, el segundo, dotado con 1.000 euros.

La Semana de Cine cierra así la edición de su 30º aniversario, que ha contado premiado tambien a Rodrigo Sorogoyen, distinguido como Director del Siglo XXI, como ya lo fueron en otras ediciones Eduardo Chapero-Jackson o el Daniel Sánchez Arévalo. Sorogoyen, nominado al Goya por Que Dios nos perdone, presentó un corto en el certamen: Madre. Otro tanto hizo el propio Sánchez Arévalo, con Cheimaphobia.

"Seguimos haciendo lo que hemos hecho toda la vida, promocionar a los jóvenes que empiezan con los cortos y luego dan el salto al largometraje", contaba a este periódico el director de la Semana de Cine, Emiliano Allende. Y destacaba que 19 de los 32 cortos seleccionados para la sección oficial eran "estreno absoluto". 

Más información