Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Muere a los 81 años James Cotton, pionero de la armónica en el ‘blues’

Una neumonía acaba con la vida del músico, que lanzó su último álbum en 2013

Cotton toca la armónica en Kentucky, en junio de 2014. AP

James Cotton, el hombre que introdujo la armónica en los blues, ha muerto este jueves a los 81 años. El músico, que salió de la pobreza y logró triunfar con un instrumento poco usado en el mundo del rock estadounidense, falleció por una neumonía en un hospital de Austin, (EE UU), según ha informado su publicista en un comunicado.

Cotton tuvo una carrera de más de 60 años, incluso a pesar de un cáncer de garganta que lo hizo renunciar a cantar en la década de los noventa. Fue ganador de un Grammy y llegó a abrir conciertos de Janis Joplin y Grateful Dead. Colaboró además con la agrupación británica Led Zeppelin.

El músico creció en una plantación de algodón en Misisipi y quedó huérfano a los nueve años. Pero su madre ya lo había introducido en la armónica. También había oído en la radio a otro artista de la armónica, Sonny Boy Williamson II, y un tío suyo lo llevó a verlo. Williamson se convirtió a partir de entonces en su mentor.

Cotton empezó a ganar fama en Chicago como integrante de la Muddy Waters Band y durante la década de los sesenta su armónica despertó la curiosidad de los hippies que buscaban explorar las raíces blues del rock.

Los últimos años de este pionero de la armónica transcurrieron en Austin. Lanzó su último álbum en 2013, "Cotton Mouth Man", una mirada a sus raíces.

Más información