Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El bien y el mal, según ‘The Walking Dead’

A falta de cuatro capítulos para el final de la séptima temporada, los protagonistas de la serie analizan esta entrega

¿Hay buenos y malos en The Walking Dead? ¿Es Rick, policía en otro tiempo y ahora líder dispuesto a cualquier cosa por defender a su grupo, un héroe? ¿Es Negan, que revienta cabezas con su bate sin mayores contemplaciones, un villano? ¿Qué es el bien y qué es el mal en pleno apocalipsis zombi? "Creo que, como hemos visto la serie desde el principio desde el grupo de Rick, asumimos que son los buenos, pero han hecho cosas realmente malas", arranca Norman Reedus, Daryl en la serie.

Reedus y Jeffrey Dean Morgan (Negan en la serie) no se quitan las gafas de sol durante la entrevista con EL PAÍS. La noche anterior, junto a Andrew Lincoln (Rick) y Greg Nicotero (productor ejecutivo, director de varios capítulos y responsable de los efectos especiales de la serie), agitaron la Gran Vía madrileña en un multitudinario evento con fans y la jornada de entrevistas se presenta intensa. Los actores y Nicotero visitaron Madrid en el cierre de su gira europea para promocionar una serie que, en realidad, ya no necesita promoción y a cuya séptima temporada (lunes, 22.20 en Fox) le quedan solo cuatro capítulos.

"Negan y Rick son dos caras de una misma moneda. Han hecho lo que han podido para sobrevivir y mantener a los demás con vida. Sus técnicas son un poco diferentes, pero son dos hombres que quieren mantener a los suyos con vida y restaurar la sociedad. Dicho eso, tiene que haber muerte, tiene que haber un choque entre esos dos grupos", continúa Morgan, que concluye su intervención chocando la mano con Reedus, en una demostración de la buena sintonía entre ambos. Andrew Lincoln coincide. "Aquí se trata de sobrevivir o morir. Rick toma decisiones difíciles, a veces casi imposibles, y quizá por eso es un héroe. Pero si vemos la historia desde la perspectiva de Negan, podríamos ver a Rick como un villano", defiende el protagonista de la serie.

Jeffrey Dean Morgan, Andrew Lincoln, Norman Reedus y Greg Nicotero, el jueves en Madrid.
Jeffrey Dean Morgan, Andrew Lincoln, Norman Reedus y Greg Nicotero, el jueves en Madrid. Getty Images

La séptima temporada ha abierto miras y ha mostrado a los espectadores otros grupos de supervivientes mientras que los de Rick se preparan para tratar de vencer a Negan buscando aliados en un camino que, para algunos seguidores de la serie, se está haciendo demasiado largo. Aun así, los protagonistas de esta historia están entregados a la causa. "De repente, ese mundo que era Daryl, Rick, Carol, el grupo central que hemos seguido durante seis temporadas y que ocasionalmente encontraba otra gente, se ha vuelto enorme. Así es como la serie sigue adelante", argumenta Morgan.

"Está siendo una temporada muy diferente. Estamos viendo a nuestro líder, Rick, completamente del revés, hay un cambio de poder. El gran capítulo inicial fue sobre eso", añade Reedus. "Nunca habíamos tenido un malvado que nos derrotara así", remata, recordando el episodio en el que dos de los personajes centrales morían. Lincoln también saca a colación ese capítulo de comienzo de temporada. "Estamos tan acostumbrados, como seres humanos, a guiarnos por arquetipos, que creo que hemos hecho algo muy valiente a nivel de narrativa, hemos destruido dos héroes. Pero lo bello es que cuanto más abajo estás, más puedes subir cuando vuelves", describe.

El bien y el mal, según ‘The Walking Dead’

Nicotero no quiere avanzar lo que queda por delante, pero da alguna pincelada: "hemos invertido mucho tiempo mostrando todos esos otros mundos. Hemos llegado al punto en el que Rick está reclutando a todo el que encuentra, los ve a todos como soldados. Tendremos la posibilidad de ver más del Reino y de las otras comunidades y todos empezarán a verse afectados por la misión de Rick", explica. Y también adelanta que su momento preferido de esta tanda de capítulos, ese que, según él, marca cada entrega, todavía está por llegar.

Con la octava temporada ya asegurada, The Walking Dead no parece tener su final en el horizonte. "Hay muchísima historia para contar si pensamos en el hecho de que Negan acaba de llegar", dice Greg Nicotero. "El nivel de dedicación de Jeffrey [Dean Morgan] y su entusiasmo nos ayuda a seguir adelante", dice el productor, secundado por Lincoln.

Pero algún día tendrá que llegar el final también para los zombis. "¿Cómo te gustaría que terminara?", pregunta Lincoln a Nicotero repitiendo la cuestión de la periodista. "Aliens", responde. "Vienen los alienígenas y les llevan a otro planeta", completa con una sonrisa. Porque ni el apocalipsis zombi les ha quitado el sentido del humor.

Muertes heroicas

Junto con Juego de tronos, The Walking Dead es una de esas series en las que cualquier personaje puede morir en cualquier momento. "He escuchado historias de actores que han descubierto que iban a morir mientras estaban en el camión de maquillaje en el último momento", cuenta Jeffrey Dean Morgan. 

"No quiero morir, me gusta demasiado esta historia y hay mucho que contar", continúa Morgan. Pero, si sus personajes tuvieran que morir, ¿cómo les gustaría que fuera ese momento? Reedus se pone creativo. "Me gustaría ver a Daryl caminando en la distancia acompañado por un cachorrito y que la gente se preguntara qué ha pasado con ese tipo". "A mí me gustaría ser el cachorrito de Daryl", ríe Morgan. "Hay un número importante de personas que merecen matar a Negan a estas alturas. Andy [Andrew Lincoln] creo que presionaría mucho para ser él". Lincoln también se resiste a morir, "pero si muero, prefiero que ocurra en la última secuencia del último capítulo de la última temporada. Estoy demasiado ocupado con sobrevivir como para pensar en la muerte. Pero me gustaría un final heroico". 

Más información