Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La última fábrica ‘art déco’ reconvertida en templo del arte

El exdirector de la Tate Modern Vicent Todolí supervisa el proyecto Bombas Gens de Valencia, financiado por un empresario proveedor de Mercadona

Imagen virtual del futuro centro de arte Bombas Gens de Valencia. Ampliar foto
Imagen virtual del futuro centro de arte Bombas Gens de Valencia.

El último vestigio industrial que será reconvertido en un gran centro de arte está en Valencia, se llama Bombas Gens y va tomando forma. El nuevo espacio recupera una antigua fábrica de los años 30 estilo art decó que estuvo a punto de sucumbir para ser transformada en un centro comercial. Estará dedicado al arte contemporáneo, especialmente a la fotografía, uno de los elementos clave de la colección de la Fundación Per Amort a L'Art, impulsora del proyecto.

La entidad prevé abrir sus puertas a lo largo de la primavera y este viernes ha distribuido las primeras imágenes, todavía virtuales, de cómo quedará el recinto.

El exdirector de la Tate Modern de Londres Vicent Todolí ha supervisado el proyecto de Bombas Gens Centre d'Art. Su directora será Nuria Enguita, que fue encargada de proyectos de la Fundación Tàpies durante una década. La rehabilitación de las naves corre a cargo de Eduardo de Miguel. Y la conclusión del espacio ha sido encargada al arquitecto y diseñador Ramón Esteve en colaboración con Annabelle Selldorf, arquitecta alemana asentada en Nueva York.

Selldorf, a quien la fundación describe como experta en "transformar edificios emblemáticos en espacios museísticos", ha ejecutado entre otras rehabilitaciones la de la Neue Galerie, en la neoyorquina Quinta Avenida.

La Fundació Per Amor a L'Art, detrás de la cual están Susana Lloret y José Luis Soler, instalará en el espacio, además del centro de arte, que ocupará las naves principales, un centro de día para niños del barrio (Marxalenes, al norte de Valencia) en riesgo de exclusión social y un centro de investigación de la enfermedad de Wilson y otras dolencias raras. Soler es uno de los empresarios fundadores de Ubesol, firma interproveedora de Mercadona, que se se vende bajo las marcas de Deliplus y Bosque Verde.

El lugar tendrá también un restaurante, alquilado al cocinero Ricard Camarena —que ha logrado tres estrellas Michelin en otros tantos establecimientos a lo largo de su trayectoria— y alojará las oficinas de la fundación.

"El objetivo ha sido siempre el de conseguir unificar el criterio de intervención en todo el conjunto, sean edificios originales o de nueva construcción, y al mismo tiempo dotar a cada uno de ellos de la singularidad que cada uso específico necesita", ha señalado Esteve en un comunicado difundido este viernes.

Una portavoz de la fundación señala que la apertura del centro de arte y del restaurante se mantiene para la primavera de este año, entendiendo como tal toda la estación, hasta finales de junio.

La recuperación de la fábrica dedicada a producir bombas hidráulicas, un hito industrial en su día al integrar, entre otros elementos, vestuarios y duchas para los obreros, tenía un presupuesto inicial de seis millones de euros. La adquisición de la vieja factoría a la familia propietaria costó tres millones de euros más.

La rehabilitación de las naves ha descubierto una bodega del siglo XV en el patio posterior y un refugio anteaéreo de la Guerra Civil, que serán visitables cuando se inaugure el centro.

Más información