Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Muere el pintor Howard Hodgkin, el maestro británico de la abstracción

El artista era considerado "una figura central en el arte contemporáneo de la última mitad de siglo"

Howard Hodgkin.

El artista británico Howard Hodgkin (Londres, 1932), calificado como uno de los creadores más originales del arte contemporáneo, ha fallecido a los 84 años, según ha revelado la Galería Tate. Pintor abstracto e impresor, está considerado "una figura central" del arte británico de la última mitad del siglo pasado y sus obras cuelgan del Museo Británico, la Tate o el MoMa de Nueva York.

Howard Hodgkin, que ha expuesto en varias ocasiones en España, realizó su primera exposición individual en 1962. Hasta mediados de la década siguiente, se le situó en la línea del expresionismo abstracto norteamericano y realizó obras de, inspiración pop, utilizando con frecuencia técnicas de collage, al igual que Matisse en su última época. Desde finales de los setenta, sintetizó un lenguaje más personal que, sin abandonar la abstracción, le entroncaba más profundamente con pintores clásicos ingleses y europeos.

Una pintura de Howard Hodgkin, cuya obra expone en París Larry Gagosian.
Una pintura de Howard Hodgkin, cuya obra expone en París Larry Gagosian.

El director de la Tate, sir Nicholas Serota, ha afirmado tras comunicar el fallecimiento que las pinturas "sensuales e intensas" de Hodgkin estuvieron influenciadas por "su amor y comprensión de la pintura francesa de finales del siglo XIX, especialmente Degas, Vuillard y Bonnard, y por su sentimiento por el calor y los colores de la India, que visitó en muchas ocasiones", informa BBC.

"Soberbio colorista, capaz de estructurar rigurosamente una composición mediante la combinación exquisita de gamas frías y cálidas, Hodgkin es una isla de sabia y emotiva belleza en un universo dominado por la precipitación y el desparpajo. Esperó hasta haber cumplido 30 años para realizar su primera exposición individual en el Reino Unido y hasta los 40 para hacerlo en Norteamérica", escribió en EL PAÍS Francisco Calvo Serraller en 1985.

Sus retratos, paisajes de interiores y jardines son una pura exhibición de su dominio de tonalidades llamativas. Sus trabajos posteriores siguen siempre ligados al color, pero sus cada vez más sólidas capas de pintura buscan obsesivamente la luz.

Más información