Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Retrato de la piel del mundo

El fotógrafo Ramón Zabalza reúne en el libro ‘Dónde’ más de 100 imágenes de territorios del planeta

Ver fotogalería
El río Duratón (Segovia), en una imagen de 2008.

Escarpados riscos, cañones profundos, volcanes, ríos, valles, playas, hielos… la contemplación de las más de 100 fotografías del libro Dónde, de Ramón Zabalza, muestran una naturaleza majestuosa, imponente, que lleva a pensar, de inmediato, en lo insignificantes que somos los seres humanos en comparación con los espacios naturales que nos rodean. “No es un libro de paisajes”, aclara el autor por teléfono, “sino sobre territorios, yo prefiero llamarlos así”. Zabalza (Barcelona, 1938) ha elaborado, en este volumen publicado por Ediciones Asimétricas, una obra de “fotografía naturalista documental, un subgénero en retirada”, lamenta.

Con prólogo de Eduardo Martínez de Pisón, catedrático Emérito de Geografía de la Universidad Autónoma de Madrid, el libro es un viaje por la corteza terrestre, desde Huesca al Teide, de los Picos de Europa a las Montañas Rocosas, del río Duero al río Amarillo, en China… Imágenes fechadas entre 1975, desde que Zabalza empezó su carrera fotográfica, hasta 2013. Y solo en blanco y negro. "Soy consciente de que en un momento en que el color está en todas las manifestaciones de la fotografía, el blanco y negro tiene más salud cultural que nunca", asegura quien ha expuesto su obra, desde finales de los setenta, en España, Los Ángeles, Nueva York, París, Londres, Pekín, Tokio...

Zabalza, que fue profesor de Antropología en la Universidad Complutense de Madrid, matiza que esta obra, con numerosas fotos a sangre, incluso a doble página, no es una mera sucesión de imágenes. Es una narración visual de la relación de la especie humana con el territorio. "Por eso, el orden de las fotografías obedece a una intención, parto desde lo más telúrico, con formaciones geológicas que conducen a formar determinadas ideas. Y a partir de ahí se muestran desiertos, los meteoros, las montañas, lo fluvial, los árboles, hasta terminar en lo humano", con una apabullante foto de la colmena de rascacielos de Benidorm. Es una de las instantáneas que "denuncia los horrores que se están cometiendo". Sin embargo, Dónde "no es una defensa explícita del medio ambiente", aclara.

A pesar de esas cicatrices provocadas por los terrícolas en el planeta azul, en el libro hay muy pocas fotos con personas, o quizás por ello. Los humanos siempre aparecen minúsculos, en contraste con el grandioso espectáculo natural que les rodea. Las bellas imágenes de Dónde, en las que parece oírse el viento y sentirse la dureza del terreno, transmiten sensaciones como la soledad y el silencio, circunstancias que Zabalza valora "porque son escasísimas".

Sus sentimientos y experiencias vividas en las caminatas, insolaciones y fatigas quedan reflejados en varios textos con los que el autor ha acompañado las fotos. "El viento empieza a rachear, así que estrujo el equipo contra mi cuerpo, repto de espaldas contra las rocas y me yergo hasta la meseta unos metros más arriba", escribe sobre su peripecia en la Costa Vicentina, en Portugal. "En el libro he relatado sustos que he pasado, malos pasos y también momentos buenos que he tenido en los 15 años de toma de las fotos". Uno de ellos describe la observación mutua con un zorro que surge entre dos macizos de retama en Calatayud (Zaragoza), mientras Zabalza descansaba sentado: "Cuando el zorro se diluye en la maleza, recupero la movilidad y me siento inmensamente feliz".

Formaciones de arenisca en Bolnuevo (Murcia), imagen realizada en 2003.
Formaciones de arenisca en Bolnuevo (Murcia), imagen realizada en 2003.

Más información