Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Muere la actriz Miriam Colón, fundadora del Teatro Rodante Puertorriqueño

La intérprete participó en películas como 'El precio del poder' o 'Sierra prohibida'

La actriz Miriam Colón recibe la Medalla Nacional de las Artes de la mano del entonces presidente de EE UU, Barack Obama, en septiembre de 2015.
La actriz Miriam Colón recibe la Medalla Nacional de las Artes de la mano del entonces presidente de EE UU, Barack Obama, en septiembre de 2015. AP

La actriz Miriam Colón, fundadora del Teatro Rodante Puertorriqueño, falleció en su casa de Nueva York a los 80 años, debido a complicaciones pulmonares, informó hoy en un comunicado su esposo, el también actor Fred Valle. Rosalba Colón, directora del teatro Pregones y codirectora del Teatro Rodante Puertorriqueño, lamenta la muerte de la actriz, productora y educadora, en el comunicado conjunto en que se informa de su deceso.

Colón, que nació en la ciudad puertorriqueña de Ponce y emigró a Nueva York en 1953 para continuar sus estudios de actuación, realizó teatro, cine y televisión, tanto en español como inglés, junto a figuras como José Ferrer y Raúl Juliá, Sharon Stone, Al Pacino, Marlon Brandon, Meryl Streep o Harrison Ford, entre otros.

La actriz, reconocida por su trayectoria con premios como el García Lorca de la Universidad de Granada o la Medalla Nacional de las Artes de Estados Unidos, fundó hace 48 años el Teatro Rodante Puertorriqueño, que se convirtió en una institución y referencia en Nueva York, ubicado en la zona teatral de Broadway.

En una entrevista concedida a Efe con motivo del 40 aniversario de esa institución, Colón recordó cómo logró, contra todos los pronósticos, una antigua estación de bomberos para convertirla en un centro cultural. "Fue un proceso largo y maravilloso de aprendizaje y de seguir atrayendo gente, especialmente latinos", indicó entonces la actriz, que en la década de 1950 se convirtió en miembro del Actor's Studio, la asociación que reúne a intérpretes, directores y guionistas.

"Desde el principio -añadió- sucedió que, aunque se llama Teatro Rodante Puertorriqueño, nos dimos cuenta enseguida de que esto no es solo de nosotros, que somos hispanos y que el mensaje es que cuando nos unimos, aunque seamos de distintos países, representamos toda una cultura". La actriz creó, como parte del Teatro Rodante, la Unidad de Entrenamiento de actores Raúl Juliá, la Unidad de Dramaturgos y la Unidad Rodante, que lleva obras gratis a los vecindarios.

Tras iniciar su carrera a los 12 años, protagonizó su primera película, Los peloteros, para la División de Educación de la Comunidad de Puerto Rico. En Nueva York estudió con los maestros Elia Kazan y Lee Strasberg. En Hollywood se sumó a los elencos de series populares como Bonanza y La ley del revólver y de largometrajes del momento como El rostro impenetrable y Sierra prohibida, con Marlon Brando.

Estremeció al público, junto a Al Pacino, en el papel de Mama Montana para la película El precio del poder, de Brian De Palma. Otras de sus colaboraciones estelares fueron en Lone Star y Ciudad de esperanza de John Sayles, Todos los caballos bellos de Billy Bob Thornton y el papel principal en la adaptación fílmica de la novela Bless Me, de Rudolfo Anaya, recuerda el comunicado.

Agrega que su trabajo en las tablas fue tanto o más perdurable y destaca el éxito de la producción de La carreta, del puertorriqueño René Marqués, en Nueva York en 1966, que protagonizó junto a Raúl Juliá y Lucy Boscana, bajo la dirección de Lloyd Richards.