Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un programa europeo llevará el cine a las escuelas de pueblos y ciudades

La plataforma CinEd ofrecerá de forma gratuita 10 películas de distintas nacionalidades para que las vean alumnos de seis a 19 años

Fotograma de 'Cinema paradiso', de Giuseppe Tornatore.
Fotograma de 'Cinema paradiso', de Giuseppe Tornatore.

Por fin el cine tendrá un lugar único en las escuelas. Nace CinEd, un ambicioso programa europeo cuyo objetivo es llevar el cine de autor a los centros educativos. Un catálogo con 10 películas de distintas nacionalidades y temáticas, todas ellas de autores europeos, estará disponible para todas las escuelas que lo soliciten. Se trata de despertar el interés por el cine desde edades tempranas, los seis años, hasta los 19, y la capacidad de reflexión sobre las imágenes, además de aprender a disfrutarlo. CinEd está impulsado en España por A Bao A Qu, una asociación cultural sin ánimo de lucro creada en 2004 dedicada al mundo de las artes y la educación y que está detrás también del programa Cine en curso, en el que distintos cineastas colaboran con escuelas y colegios y los alumnos asisten al proceso total de la creación de una película o documental en horario escolar.

Hace unas décadas, miles de pueblos tenían cine local y era una de las actividades culturales que más disfrutaban niños y grandes. La famosa película italiana Cinema Paradiso, de Giuseppe Tornatore, fue un ejemplo de aquella Europa rural. Hoy, apenas hay salas fuera de las grandes ciudades y algunos niños tienen su primera experiencia cinematográfica a edades avanzadas. Aunque el objetivo está dirigido a centros educativos públicos y privados, CinEd tendrá especial interés en conseguir el acceso a este programa de todas aquellas escuelas de pueblos y ciudades donde el cine es prácticamente inexistente.

A través de la plataforma CinEd se podrá acceder de manera gratuita a una colección de grandes películas europeas para ser proyectadas exclusivamente en sesiones educativas y sin finalidad comercial. A los diez títulos elegidos, de los que han conseguido los derechos para un plazo de cuatro a cinco años, se irán añadiendo otros progresivamente. “En esta selección se ha tenido en cuenta su singularidad y su capacidad para emocionar”, aseguró Núria Aidelman. En el catálogo hay dos películas españolas, En construcción, de José Luis Guerín, y El espíritu de la colmena, de Víctor Erice. Otros de los títulos elegidos, que se proyectarán en versión original con subtítulos son Pierrot el loco, de Jean Luc Godard (Francia) o Il posto, de Ermanno Olmi (Italia).

La presentación de CinEd, celebrada este miércoles en la Filmoteca de Madrid, ha contado con la participación de los cineastas José Luis Guerín y Jonás Trueba, además de las responsables de A Bao A Qu, Laia Colell y Núria Aidelman, el director general del Instituto de la Cinematografía y las Artes Audiovisuales (ICAA),  Óscar Graefenhain,  la directora de Cultura del Instituto Cervantes, Beatriz Herranz, la responsable de los programas educativos del Centro Galego de Artes da Image (CGAI), Mónica García y la profesora de secundaria, Fanny Figueras.

Durante este curso escolar, el programa se ha aplicado de manera experimental en España y en otros nueve países. De momento, en España unos 2.500 niños y jóvenes están disfrutando de este proyecto que en Europa alcanza a 15.000 estudiantes. Se prevé que, en dos años, la cifra alcance a 50.000. El programa cuenta con la complicidad de profesores y centros educativos, a los que se les ofrece una formación específica en esta materia.

“El cine se ha utilizado siempre como herramienta auxiliar para el estudio de otras disciplinas, como la literatura o las artes plásticas. Nunca, en las escuelas, se ha contemplado como una creación cultural en sí misma. CinEd abre la posibilidad de acceder de esa forma al cine. Supone una confianza plena en niños y jóvenes que no son idiotas”, explicaba apasionado Guerín. Para el director de En construcción, la crisis que vive el cine viene de la falta de espectadores, tanto a nivel cualitativo como cuantitativo. “Más que espectadores hoy hay consumidores. El compromiso de CinEd es conseguir espectadores que sepan disfrutar y reflexionar sobre lo que ven en la gran pantalla”.