Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dimite el director del museo Met de Nueva York tras críticas por la situación financiera

Daniel H. Weiss liderará un proceso de transición tras la marcha de Thomas Campbell

El edificio del Met Breuer, anterior sede del Whitney Museum.
El edificio del Met Breuer, anterior sede del Whitney Museum.

El director Museo Metropolitano de Nueva York, el Met, Thomas P. Campbell, anunció este martes su dimisión tras una escalada de críticas por la situación financiera del que es el mayor centro de arte de Estados Unidos. Daniel Brodsky, jefe del Consejo, comunicó la puesta en marcha de un plan de transición con el presidente, Daniel H. Weiss, al frente, y dio un espaldarazo a Campbell asegurando que “ha llevado al Met precisamente en la buena dirección”.

Campbell, de 54 años, fue nombrado director del Met en 2009, en sustitución de Philippe de Montebello, pero se había incorporado a la institución antes, en 1996, como conservador y experto en el área de tapices. Los últimos tiempos han resultado agitados. Pese al éxito en las muestras y la marea de visitantes que recibe a diario, el famoso museo neoyorquino ha visto crecer su déficit hasta los 40 millones de dólares, según publicó The New York Times a principios del febrero, una abultada diferencia entre ingresos y gastos que supuso el recorte de 90 empleos. El malestar llevó a un grupo de conservadores a escribir una carta de protesta que, según el rotativo, la dirección del museo trató de ocultar al máximo.

También fue sintomático el anuncio del pasado mes de enero, cuando el museo confirmó que había decidido posponer un proyecto estelar, una nueva ala de 600 millones de dólares de inversión que se dedicaría al arte moderno y contemporáneo con la previsión de inaugurarla en 2020. Iba a servir para celebrar por todo lo alto el 150 aniversario de la institución.

Muy poco de esto se traslucía en el comunicado esta tarde. “Estamos en la senda para ser financieramente estables y tenemos un plan estratégico firme en adelante”, se limitó a señalar el director dimitido. El texto sí transmitía tristeza: “Empecé en el Met hace 22 años, he pasado aquí casi toda mi carrera y no ha sido fácil echarme a un lado, especialmente en un momento tan emocionante y vital. Pero esa vitalidad es lo que hace que sea el momento adecuado”.

Sacó pecho por su trabajo asegurando que “no podría estar más orgulloso de lo que ha conseguido el Met” desde que tomó las riendas. Y enfatizó que “en un momento en el que el arte y la cultura desempeñan un papel intenso en impulsar el entendimiento mutuo, me siento especialmente orgulloso de que nuestra base de visitantes sea la mayor y más diversa de la historia del Museo”.

El presidente del Met ejercerá de director ejecutivo de forma interina y trabajará con Campbell en un plan de transición. El fichaje de Weiss fue visto en su día como una forma de incorporar experiencia de gestión y complementar la labor del director.

En la hoja de servicios de Campbell figura un incremento de público del 40% desde y una docena de exposiciones premiadas, así como la creación de una división digital que llega a 30 millones de usuarios o la creación del New Costume Institute. Su sucesor tendrá que cuadrar el balance económico de todo esto.

Más información