Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bienvenido y Vera ganan en comparsa y chirigota la final del Carnaval de Cádiz

Primeros premios para el coro 'El mayor espectáculo del mundo' y el cuarteto 'Lo que el viento se llevó'

Carnaval de Cadiz 2017 Ampliar foto
La comparsa 'Los irracionales' durante la final del concurso de agrupaciones carnavalescas de Cádiz. EFE

Calle, voz, música, letra y libertad. La hemeroteca cantada, el pueblo escribe y canta, el pueblo escucha, piensa y actúa. El carnaval de Cádiz es una fiesta de protagonistas anónimos, de gente de abajo que durante el Concurso de Agrupaciones del Carnaval de Cádiz se sube al escenario del Gran Teatro Falla de Cádiz para contar sus inquietudes, sus desvelos y también hacer reír a carcajada suelta al querido público, que es su vecindario. Tras un mes de competición, el jurado ha deliberado a las 8.50 de este sábado, en una final de 12 horas, que los primeros premios de este año en este histórico concurso recaerían en la comparsa Los irracionales; la chirigota Los del planeta rojo, pero rojo, rojo; el coro El mayor espectáculo del mundo y el cuarteto Lo que el viento se llevó.

Monos con capacidad de analizar, reflexionar y pensar sobre una realidad humana incomprensible han ganado el primer premio de comparsa, escrita y compuesta por el autor Jesús Bienvenido, en una agrupación llamada Los irracionales, que también se ha hecho con el premio Aguja de oro por la compleja elaboración del vestuario de simios. Una musicalidad elaborada, batería e instrumentos de percusión sobre el escenario, y dos letras sociales, una a la lucha contra la discapacidad, y otra contra el abuso escolar, ha sorprendido al jurado de esta edición, presidido por el director del Centro Andaluz de las Letras, Juan José Téllez. Es para Bienvenido la segunda vez que se alza con el primer premio, tras conseguir este galardón en 2010 con la comparsa Los santos, en la que participaba el actual alcalde de Cádiz, José María González.

Un jurado que ha premiado también la composición de José Antonio Vera Luque, que presentaba unos marcianos ataviados con la bandera de Venezuela, la hoz y el martillo y el Che Guevara en un estandarte. Alienígenas agrupados bajo el nombre Los del planeta rojo, pero rojo, rojo, que en sus pasodobles han defendido a los inmigrantes que son tratados como marcianos y han homenajeado a aquellos que mantuvieron las fiestas del carnaval en tiempos de represión y censura. "Sin su valentía, yo no estaría aquí cantando", se ha mencionado en la letra de Vera, que con este galardón ya suma cuatro primeros premios de concurso.

Clasificación 2017

COROS

1º El mayor espectáculo del mundo (989 puntos)

2º El batallón Fletilla (980 puntos)

3º Por Andalucía (954 puntos)

4º La reina de la noche (942 puntos)

COMPARSAS

1º Los irracionales (1032 puntos)

2º La eternidad (1030 puntos)

3º Los peregrinos (1021 puntos)

4º Los equilibristas (1004 puntos)

CHIRIGOTAS

1º Los del planeta rojo... pero rojo, rojo (1024 puntos)

2º Los de Cádiz Norte (1015 puntos)

3º No te vayas todavía (994 puntos)

4º Mi suegra como ya dije (956 puntos)

CUARTETOS

1º Lo que el viento se llevó (913 puntos)

2º Los del Patronato (905 puntos)

El coro mixto El mayor espectáculo del mundo, de Luis Rivero, se ha alzado con el primer premio en su modalidad con la representación de los carnavales más afamados del mundo. Música de Queen, danzas, contrabajos, músicos de jazz, brasileñas, venecianos, chinos que proponen culturas populares de futuro. En la primera letra se ha homenajeado al pregonero de esta edición de carnaval, Antonio Rico Segura, Pedro de los Majaras, y en la segunda al tango. El director Ángel Francisco Gago se ha alzado con el galardón de cuarteto con Lo que el viento se llevó y ha conseguido con él tres años consecutivos en primera posición.

Estos son los primeros premios en una edición que rememora dos efemérides vinculadas con la libertad en estas fiestas. La palabra carnaval, que podría ser interpretada como fiesta de la carne, fue prohibida durante la época franquista para denominar a la celebración Fiestas Típicas Gaditanas, un término que desapareció hace 40 años y que Cádiz ha querido rememorar con la reedición del cartel que recuperaba la palabra carnaval en 1977. Un aniversario al que se le ha sumado también la efeméride de los 80 años de la prohibición del carnaval por la dictadura franquista en 1937.

“En tiempos de leyes mordazas hay que recordar lo que ocurrió. Aquí hay que cantar a la libertad, a lo que se piensa”, ha declarado durante la final el alcalde de Cádiz, José María González, que ha acudido al evento con el tipo de Frailazo y sus tragabuches, una de las agrupaciones más reivindicativas represaliada por la dictadura franquista. “Es un homenaje a la murga por la barbarie franquista”, ha añadido González en la primera final sin ninfas de Carnaval. “Fue una iniciativa ciudadana que Podemos, PSOE y Ciudadanos compartía. Ya terminó ese tiempo”, ha declarado el alcalde.

Comparsas, chirigotas y novedades

Por dos puntos, el segundo premio de comparsas ha recaído en Antonio Martínez Ares, que en la pasada edición quedó en primera posición después de estar 13 años sin participar en el concurso. En esta ocasión ha presentado a un Caronte inmortal que ha revalidado la admiración de la ciudad por este compositor. La expresión "una locura" se ha escuchado en más de una ocasión entre un público emocionado y en pie por un pasodoble escrito con fragmentos de letras antiguas de la historia del carnaval. Una obra que ha compuesto durante dos meses y que le surge de ir cantando coplas por la calle desde pequeño. “Aprendía de los demás desde que era chico y sigo aprendiendo. Con este pasodoble buscábamos emocionar y tenía claro que si llegábamos a la final lo cantábamos. Es una historia dedicada a Cádiz”, ha declarado satisfecho Ares tras la interpretación de su agrupación, que ha culminado a las ocho y media de la mañana.

También esperada ha sido la comparsa que se ha hecho con el tercer premio, la de Juan Carlos Aragón, que con Los peregrinos ha homenajeado a todos los aficionados a estas coplas que acuden desde lejos a Cádiz, o siguen la fiesta de forma apasionada desde fuera de la ciudad. Sus pasodobles han estado dedicados a la maldad que acumula el ser humano frente a la naturalidad de los animales y a poner en valor la cantera de carnavaleros que deben aprender de esta fiesta en la escuela de la calle.

Y un gran clamor han recibido también Los equilibristas, de Miguel Ángel García Argüez, y dirigida por Ángel Subiela. Unos circenses de cuarto premio que se balancean sobre una cuerda sin tener donde caerse muerto. En uno de sus pasodobles han defendido a ultranza la amistad entre los hombres y las mujeres, y en una segunda y potente letra han mostrado una cara de Andalucía con inmigrantes sufriendo las condiciones laborales más duras, las prostitutas, la droga o la contaminación del polo químico de Huelva. Una realidad más allá de los “tópicos rancios y estereotipos andaluces”, como han pronunciado.

El segundo premio de chirigota ha recaído en la agrupación Los de Cádiz norte, de Manolo Santander, que lideraba un grupo de vikingos vestidos con chaqueta de sofá de skay, pantalones de tela de silla de playa y casco de escurridor que se consideran bárbaros porque Cádiz es una “barbaridad”. El tercer premio ha sido la sorpresa de esta edición en esta modalidad. Una chirigota de la localidad sevillana de San José de la Rinconada llamada No te vayas todavía, “con la que nadie contaba al principio”, como ha declarado Manué, el protagonista de la historia, tras terminar la actuación.

La escena de un tanatorio, con un fallecido, Manué, que en impertérrito en una caja se rodeaba de amigos con el rictus compungido pero que con sarcasmo y picardía ha hecho soltar algunas de las carcajadas más potentes del público. Gritos al unísono de campeones solo tras terminar la presentación, aplausos, jaleos, ánimos y más risas con las improvisaciones y los guiños durante la actuación han acompañado a esta chirigota que también ha sido relevante en la primera fase del concurso por la letra que los compañeros dedicaron por sorpresa a la bombista de la agrupación y que acumula más de medio millón de visitas en Youtube en menos de una semana.  

José Luis García Cossío Selu, que el año pasado se alzó con el primer premio con Si me pongo pesao me lo dices, que llevaba incorporado a un muñeco llamado Juan, llevaba dos años barruntando el tipo de suegra para presentarlo al concurso. Una propuesta llamada Mi suegra como ya dije que le ha llevado a conseguir el cuarto premio en esta final de novedades como una antología de los últimos 80 años de carnaval, la extensa duración de la final, que haya pasado una chirigota de Sevilla, la ausencia de ninfas y una mayor presencia de mujeres en las agrupaciones, o que una comparsa haya actuado de forma extraordinaria en la final sin haber pasado el corte. Ha sido la del renombrado compositor Antonio Martín, que tras cerca de 50 años de participación en el concurso, ha querido despedirse en esta final con su repertorio de este año y su mítico tema Caleta, que ha sido acompañado al unísono por el público.

“Todo lo que haya pasado en Cádiz o en el mundo se cuenta en el Carnaval, si no aparece es como si no hubiera ocurrido”, ha declarado el célebre compositor Martín tras retirarse en esta edición. Como en los últimos 40 años, esta final ha contado con letras libres y sin censura, de un pueblo, el de Cádiz, que escribe, escucha, piensa y actúa.

Más información