Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
TEATRO

El yugo y el flechazo

Un espectáculo riguroso y tremendamente divertido sobre el papel que jugaron Carmen Polo, Pilar Primo de Rivera y Mercedes Sanz-Bachiller en la asignación a la mujer de un papel subsidiario durante el franquismo

La mujer durante el franquismo, vista a través de tres personalidades del régimen: Carmen Polo, Pilar Primo de Rivera y Mercedes Sanz-Bachiller, viuda de Onésimo Redondo y creadora del Auxilio Social. Con tono desenfadado, impronta humorística, abordaje riguroso de los hechos y tres interpretaciones femeninas tocadas por la gracia, La sección nos pasea desde el discurso de la fundación de Falange hasta la promulgación de la ley de 1981 sobre Régimen Económico del Matrimonio.

LA SECCIÓN

Autoras: Ruth Sánchez González y Jessica Belda. Intérpretes. Natalie Pinot, Manuela Rodríguez y J. Belda. Dirección: Carla Chillida. Madrid. Teatro del Barrio, hasta final de marzo.

El espectáculo saca chispa cómica de la rivalidad entre la hermana de José Antonio y la esposa del cofundador de las JONS, de la contradicción entre el puesto subordinado que ocupó la mujer durante el régimen y lo muy a su aire que fue la Sección Femenina: “Os dirigís vosotras solitas, y eso huele a feminismo y a libertad”, le espeta la mujer de Franco a la hija del anterior dictador.

Lejos del carácter paródico de El manual de la buena esposa, La sección guarda el respeto a sus protagonistas, encarnadas con sutileza. El montaje de Carla Chillida, punteado por danzas folclóricas, virtuosamente bailadas por Jessica Belda (poseída por el espíritu de Pilar), y por canciones políticas de época o que dan el pego (las de Chicho Sánchez Ferlosio), aúna la ligereza del cabaret con la alegría de los bailes barrocos, la ambición en el abordaje histórico y la estética contemporánea. Manuela Rodríguez hace una creación rotunda y sugestiva de la Sanz-Bachiller. y Natalie Pinot una interpretación lúcida divertidísima de la dictadora consorte.