Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Consigue con EL PAÍS tus entradas para el concierto del Penta XL Aniversario

Participa en nuestro concurso y acude al concierto en conmemoración de los últimos cuarenta años de música del Penta.

Consigue con EL PAÍS tus entradas para el concierto del Penta XL Aniversario Ampliar foto

Los lectores de EL PAÍS podrán acudir a la celebración del XL Aniversario del Penta el 29 de marzo en la sala La Riviera de Madrid. Un concierto único en el que los artistas invitados harán un repaso por las canciones más representativas de las últimas cuatro décadas de música en España.

Entre los artistas confirmados se encuentran: Ariel Rot, Johnny (Burning), Jaime Urrutia, Javier Ojeda (Danza Invisible), Teo (Golpes Bajos y Cómplices), Jorge Martínez (Ilegales), Marlango, Miguel Costas, Rubén Pozo (Pereza), Bernardo (The Refrescos), Jose M. Casañ (Seguridad Social), Nacho Campillo (Tam Tam Go), Nena Daconte, Pablo Carbonell (Toreros Muertos), Zahara, Fernando Alfaro (Surfin' Bichos y Chucho), Virginia Díaz DJ, Alberto Jiménez (Miss Caffeina), Sean Frutos (Second), Jorge y Pau (La Habitación Roja).

EL PAÍS te lleva de forma gratuita al concierto del Penta XL Aniversario. Solo tienes que registrarte en la noticia y contarnos qué canción de La Movida representa para ti un recuerdo especial. Aquellos que den las respuestas más originales podrán acudir a la sala La Riviera de Madrid el 29 de marzo a la celebración del XL Aniversario del Penta. Puedes participar desde el 21 hasta el 28 de febrero.

Concierto Penta Lectores

;)

Finalizado

Estas han sido las respuestas elegidas, ¡enhorabuena a todos los ganadores!

Ernesto Ortega:

Uy, que de recuerdos. 20 de abril del 90. Vivo en el número 13, calle Melancolía. Perdido en mi habitación, sin saber qué hacer, me asomo a la ventana. Fai un sol de carallo. Mírala, mírala, la chica de ayer en un viejo Cadillac de segunda mano. Me estoy volviendo loco, poco a poco, poco a poco, y qué más da, si son cosas de la edad. Imposible quedarme con una sola canción, pero si me regaláis las entradas, no dudaría, no duraría en volver a reír. ¡Prometo estaros agradecidos!

Ángela Agora:

La primera vez que salí por Madrid fui al Penta. Noche de 10. Mientras esperaba un taxi, un chico se me acercó y dijo ¿Qué hace una chica como tú en un sitio como este?. A mí, que habiendo nacido en los 90, siempre dije que fue en la época equivocada. A mí, que en cada cumpleaños monto una fiesta recreando la Movida madrileña. A mi, que venía desde Zaragoza solo para ver un concierto. ¿Qué hacía una chica una chica como yo en un sitio como ese? Creaba mi anécdota para estar el 29M en la Riviera

Gerardo Montoro:

\"La chica de ayer\" representa el inicio de mi vida adulta, el primer amor, con sus complejidades, sus sinsabores. Una canción de amor y desamor que todos vivimos y seguiremos “sufriendo”, como persona querida o que pretende conseguir amar. Antonio Vega con Nacha Pop, nos consiguió trasladar, con pocos versos y una melodía genial, un sentimiento propio, universal, complejo y que cuando se ha vivido, siempre vuelve a tu ca-ca-ca-ca-cabeza.

Alberto Jiménez:

Una décima de segundo de Nacha Pop. Mi padre me la enseñó cuando era un preadolescente asqueado con las matemáticas, me creía que \"era más de letras\". La escuché 300 veces seguidas, no podía parar. Luego me hice ingeniero aeronáutico. Vale no, soy abogado, pero esa fue la primera vez que la música abrió mi mente. La primera muchas.

Jaime Santos:

Difícil cuestión, por que podría haber muchas candidatas. Me voy a quedar con Divina (Los bailes de Marte) de Radio Futura. Se me quedo pegada en la radio y luego fue uno de mis primeros conciertos. Se la cantaba (mal) mucho a mi chica, que hoy es mi mujer (aún), y sigue Divina. Por todo eso y por David Bowie un poco también a modo de homenaje.

Alicia Jiménez:

La chica de ayer. Yo era muy fan de Nacha Pop por mis hermanos mayores y cuando empecé a salir de pronto, una noche estaba en el Penta y supe que ese era el bar que salía en la canción y no me lo podía creer. Cuando se separaron una noche entré a la sala Maravillas y estaba Nacho García Vega cantando, yo estaba un poco borracha, me acerqué y le dije: Yo soy la chica de ayer y me habéis defraudado ( ¿He dicho ya que estaba borracha?). Desde entonces seguí siendo fan de Antonio Vega.

Guillermo Portillo:

\"Como pudiste hacerme esto a mí\" de Alaska y Dinarama. Porque ese año, la que era mi novia se marchaba tras su padre a Madrid, a 700 km de mí... y me pasé todo el año escuchando y repitiendo esa canción en el garaje, donde jugábamos a las cartas hasta altas horas del amanecer, con los amigos, benditos amigos... Ahora, casi 30 años después, ya no tengo el garaje, ya no tengo las partidas, ya no tengo esos amigos... pero la tengo a ella... porque es mi mujer.

Olivia Rodríguez:

El día que heredé el perfecto de mi madre, trillado en El Penta y en el Honky Tonk, sonaba \"A quién le importa\" de Alaska y Dinarama. Llevaba años ansiando recibir esa prenda y seguir la estela de ese torbellino de ojos negros que, bailando, me la traía con orgullo y kilometraje despreocupado. Igual que la letra. Porque mi madre es así, y así seguirá. Y lo que la movida ha creado, si no se quedó en el camino, nunca cambiará.

Isabelo García:

¿Qué hace una chica como tú en un sitio como éste? de Burning. Porque conocí a una chica preciosa en la discoteca de barrio a la que iba cada viernes después del trabajo, y se la canté en la pista de baile, ya que parecía que estaba fuera de su hábitat natural. Le debió de hacer gracia, porque casi 30 años después sigue siendo mi mujer (y también sigue siendo preciosa).

Eduardo Bravo:

Yo fui feliz en Bukowski Club. Allí pedía que me pusieran continuamente La Chica de Ayer... Yo he sido (y soy) feliz en Malasaña (ahora, en el Aleatorio Bar). Y también pasamos por el Penta. Nacha Pop, Los Secretos... Buena música, buen ambiente, y, cerrando, como un himno, La Chica de Ayer, indefectiblemente. En el fondo, me gusta esa canción,porque voy buscando \"a la chica de hoy\", que quién sabe quién será. Pero sobre todo, yo creo, que en Malasaña aprendimos a pasar (por la vida) sin miedo.

Julia López:

Cadillac Solitario, porque intenté hacer olvidar al último rubio en el Tibidabo y probablemente él ya estaba en L.A.

Raquel López:

Sin duda, El sitio de mi recreo. La canción que recoge el sonido de una época, el sentimiento de una generación a la que Antonio Vega puso banda sonora y que ahora sigue emocionando desde su primer acorde.

Más información