Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

El cortometraje español ‘Timecode’, nominado a los Oscar 2017

La obra de Juanjo Giménez aspira a la estatuilla para el mejor corto de ficción

Vídeo: Making-of del corto 'Timecode', del director Juanjo Giménez. Foto: Escola de Cinema de Reus.

Alegría desbordada en el bar Raspall y caras de profunda decepción en el hotel Casa Gràcia, de Barcelona. Los dos directores de los cortos preseleccionados a la carrera de los Oscar contenían la respiración mientras aparecían los nombres de los nominados en la pantalla. Y fue Timecode, de Juanjo Giménez, el que pasó el último corte para el premio al mejor cortometraje de ficción en la 89º edición de los Oscar de Hollywood, que se entregarán el próximo 26 de febrero. Giménez y parte de su equipo, que se habían reunido en el bar Raspall, no daban crédito a lo que acababa de pasar aunque las cervezas empezaron a correr inmediatamente para celebrarlo. Mientras, en el  hotel Casa Gràcia, Lluis Quílez, el director de Graffiti, el otro corto español que competía, y su equipo intentaban poner cara al tremendo chasco entre abrazos y besos. Si Quílez empezaba a asumir que la aventura de los Oscar con Graffiti había llegado al fin, Giménez ya se estaba preparando para afrontar la gala: "Hay que prepararla pero, sobre todo, pasarlo bien porque esto no pasa todos los días".

Tráiler de Timecode.

Timecode ha llegado a la finalísima de la Academia con una trayectoria impecable y respaldado por su victoria en el Festival de Cannes donde ganó la Palma de Oro al mejor cortometraje. Sus 15 minutos de metraje están centrados en la peculiar relación de dos guardas de seguridad en un garaje. Apenas se conocen, en realidad, su relación es la del cambio de turno y la que se fragua con notas. Pero los dos tienen una pasión por el baile y esa es la particularidad de esa historia de amor. Los dos protagonistas son dos bailarines de largo recorrido, Lali Ayguadé y Nicolas Ricchimi. Ninguno de los dos estaba hoy celebrando la nominación:"los dos están en diferentes sitios de gira. Pero seguro que vendrán a la gala de los Oscar", ha asegurado el director de Timecode.

 Giménez es un cineasta con una carrera importante. Sus tres largometrajes son Tilt (2001), de ficción,  y dos documentales, Esquivar y pegar (2010) y Contact Proof(2014). Con los cortos, debutó en 1994 con Hora de cerrar y fundó ese mismo año la productora Salto de Eje, que reconvirtió en 2006 en Nadir Films, empresa que ha alumbrado largos como Estigmas (2009) de Adán Aliaga. Su segundo cortometraje Especial con luz (1995) fue seleccionado en varios festivales y adquirido por Televisión Española. Ella esta enfadada (1996), Libre Indirecto (1997), ganador del Premio Canal+ en el Festival de Montpellier y mejor guión en el de Girona, son otros de sus cortos.

El director barcelonés posaba con su equipo para la fotografía con cierta cara de perplejidad. "Estos días he intentado mantenerme un poco al margen de la vorágine. De que uno te dice que estás en una de las listas de favoritos, otros que en otra. La verdad es que me hubiera gustado mucho que nos hubiesen nominado a los dos". Y es que él y Quílez, el director de Graffiti, han compartido muchos festivales en el último año donde sus dos cortometrajes han cosechado decenas de premios. "Yo creo que hasta que no pase un tiempo no seremos conscientes de la importancia de haber llegado hasta aquí que es algo realmente complicado porque hay muchos países del mundo con una producción de cortometrajes tremenda", ha añadido. "No somos los únicos en España que hemos llegado a las puertas de los Oscar. Otros nos han precedido, como Juan Carlos Fresnadillo, Nacho Vigalondo, Javier Fesser, Borja Cobeaga y Esteban Crespo. Incluso hubo un año que estuvieron nominados dos, Cobeaga y Fesser. Y eso ha ocurrido porque el corto español está muy bien considerado fuera, igual más que aquí", subrayaba. Para Giménez, el problema principal de los cortos es la visibilidad, que lleguen al gran público: "de todas formas poco a poco se está ganando terreno y no desfallecemos. Es cuestión de hacérselo llegar. Espero que esto ayude a todos".

Timecode se había hecho un hueco entre los diez finalistas que soñaban con conseguir un Oscar en esta categoría junto con Graffiti, que finalmente no ha sido nominada. Ambos se ganaron el interés del comité de selección encargado de visionar los 137 trabajos presentados a competición y estuvieron hasta el final en ese grupo más selecto y reducido del que este martes han salido los cinco candidatos a la estatuilla. Las dos producciones fueron elegidas, de entrada, entre 5.000 obras y superaron el corte de 150 hasta llegar a un paso de ser nominadas.

Tras el anuncio de las candidaturas este martes, la Academia hará llegar DVDs con los cinco nominados a todos sus miembros y organizará proyecciones abiertas a todos los miembros. En esta ocasión toda la Academia está invitada a votar en esta categoría de la misma forma que lo hacen a mejor actor o mejor película. Los resultados de esta votación se conocerán en la gala de entrega de los Óscar el próximo 26 de febrero de 2017.

Más información