Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Thatcher ocupa más espacio que Churchill y casi tanto como Shakespeare en el diccionario biográfico de Oxford

La ex primera ministra merece la tercera entrada más larga de la obra, por detrás del Bardo y la reina Isabel

Margaret Thatcher, en octubre de 1985.
Margaret Thatcher, en octubre de 1985.

Están William Shakespeare, la reina Isabel y, justo después, Margaret Thatcher. Esa parece ser la jerarquía de personajes históricos británicos, si se considera que su importancia es directamente proporcional al número de palabras que les dedica el diccionario biográfico nacional de la Universidad de Oxford.

La dama de hierro, que gobernó Reino Unido entre 1979 y 1990, acaba de entrar en el Oxford Dictionary of National Biography, la gran obra de referencia que dedica sus páginas a glosar las vidas de británicos ilustres desde el Imperio Romano hasta el siglo XXI. El diccionario constituye algo así como un canon de la vida pública británica. La monumental obra, que cuenta hoy con 60.302 entradas y una extensión de 72 millones de palabras, se empezó a escribir en 1885. Originalmente se publicaba impreso en 60 volúmenes a un precio de 6.500 libras (7.550 euros), pero desde 2004 el diccionario está en Internet para su consulta gratuita.

La de la política conservadora es una de las 241 entradas recientemente añadidas, todas de personajes fallecidos en 2013, como los Nobel de Literatura Seamus Heaney y Doris Lessing

Las entradas son siempre póstumas y los editores esperan cuatro años desde el año de la muerte del personaje para calibrar mejor su lugar en la historia. Así, la de Margaret Thatcher se encuentra entre las 241 entradas recientemente añadidas, todas de personajes fallecidos en 2013. Junto con la exlíder conservadora, la primera mujer en ocupar el número 10 de Downing Street, han entrado este año en el diccionario dos premios Nobel de Literatura —el poeta Seamus Heaney y la novelista Doris Lessing— y también Ronnie Biggs y Bruce Reynolds, dos de los autores del famoso asalto al tren de Glasgow en 1963. La notoriedad, no solo la buena, es la que abre las puertas del diccionario a los personajes.

La vieja edición de papel del diccionario. ampliar foto
La vieja edición de papel del diccionario.

La ex primera ministra merece la tercera entrada más extensa de cuantas componen el diccionario, por delante de Winston Churchill, Cromwell, Wellington, la reina Victoria o Enrique VIII. Hasta 33.648 palabras se dedican a su biografía, que se publica también independiente en formato libro.

Escrito por el historiador británico David Cannadine, catedrático en Princeton y editor general del diccionario biográfico, el texto recorre el ascenso al poder de la hija de un tendero del condado de Lincolnshire, a la que describe como una mujer “profunda y románicamente patriota”. Thatcher fue una de las pocas servidoras públicas británicas que dieron nombre a una doctrina política, el thatcherismo, que Cannadine define más como “un fenómeno político” que una “filosofía coherente”.

El autor no elude las sombras en la trayectoria de una primera ministra cuyo liderazgo, duro y sin concesiones, llevó a feroces enfrentamientos civiles, como las huelgas de mineros y las protestas contra el impopular impuesto conocido como poll tax. “Hay momentos en que las naciones pueden necesitar un tratamiento duro. Para bien o para mal, Thatcher dio a Reino Unido mucho de eso”, concluye Cannadine.