Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Museo de Arte Islámico de El Cairo reabre frente a la barbarie

Un atentado en 2014 dañó 179 obras y obligó el centro a cerrar

Solo 10 de las de piezas no han podido ser reparadas

Uno de los objetos expuestos en el museo de Arte Islámico de El Cairo.
Uno de los objetos expuestos en el museo de Arte Islámico de El Cairo. AFP

El Museo Islámico de El Cairo, uno de los más completos del mundo en arte medieval de la civilización islámica, reabre hoy sus puertas al público exactamente dos años después de que un brutal atentado contra una comisaria de policía adyacente destruyera parcialmente su fachada y varias piezas de su colección. De las 179 obras dañadas por la explosión, tan solo 10 no han podido ser reparadas, pues estaban hechas de cristal o cerámica y quedaron hechas trizas. El presidente egipcio, Abdelfatá al Sisi, participó el miércoles en una ceremonia de inauguración a la que asistieron también el primer ministro, Sherif Ismail, y el Ministro de Antigüedades, Jaled al-Enany, y que fue retransmitida por la televisión pública.

“La inauguración del Museo de Arte Islámico personifica la victoria de Egipto contra el terrorismo, su capacidad y su voluntad de reparar lo que el terrorismo ha dañado, y de plantar cara a sus intentos de destruir su patrimonio”, afirmó el ministro al-Enany. Después del golpe de Estado de 2013, Egipto ha padecido el azote de una tenaz insurgencia de inspiración islamista que ha provocado una severa crisis en el sector turístico, uno de los puntales de la economía del país árabe. Si bien los grupos terroristas no han situado habitualmente entre sus objetivos a los turistas, sí se han producido diversos ataques o intentos en la provincia de Sinaí y en Luxor.

Interior del Museo de Arte Islámico de El Cairo. ampliar foto
Interior del Museo de Arte Islámico de El Cairo. AFP

La pronta restauración del museo, que se encuentra en un precioso edificio de estilo neo-mameluco cercano al popular zoco turístico de Jan al-Jalili, ha sido posible gracias a la movilización de la comunidad internacional, que ha aportado tanto fondos como asistencia técnica a esta empresa. Por ejemplo, el Gobierno de los Emiratos Àrabes Unidos contribuyó con cerca de 8 millones de euros, un esfuerzo económico al que se sumaron con sendas donaciones la UNESCO, la agencia dedicada a la cultura dentro del sistema de las Naciones Unidas, y los Gobiernos de Estados Unidos, Italia y Suiza, entre otros. Asimismo, los museos Smithsonian de Washington y el Metropolitan de Nueva York enviaron sus expertos a El Cairo con el fin de remendar las obras dañadas.

Poseedor de más de 100.000 piezas, algunas de gran valor, como una espada que perteneció al profeta Mahoma, el Museo de Arte Islámico ha ampliado en su reapertura la cantidad de objetos expuestos al público hasta alcanzar más de 4.400 en 25 galerías. Entre las nuevas salas edificadas en el recinto, una dedicada a las monedas, otra a las armas y a los manuscritos. El recinto exhibe piezas de madera, cristal, metal y cerámica venidas de todo el mundo islámico, así como también antiguos manuscritos del Corán, ropa e incluso juguetes en una galería dedicada a explicar cómo vivía el ciudadano de a pie hace siglos.

El atentado, que tuvo lugar en enero de 2014 y fue atribuido a un grupo yihadista, causó desperfectos o destruyó 179 objetos, incluidas lamparas de la era de los mamelucos, la casta de esclavos que gobernó Egipto entre los siglos XIII y XVI. Entre los objetos más importantes perdidos para siempre figuran una original jarra de la disnatía Ayubí, fundada en el siglo XII tras derrotar a los cruzados, y un plato de porcelana del imperio de los Omeyas. Durante la primera semana y hasta el próximo 28 de enero la entrada será gratuita.

Más información