Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
EL DISCO DE LA SEMANA

The XX, el comienzo de otra época

El álbum de la banda recibe una calificación de 7 sobre 10

The XX, el comienzo de otra época

Resulta un alivio que desde el primer momento se note que The XX han cambiado. Los vientos con los que abren su tercer disco eran inimaginables cuando debutaron, hace ocho años. Pero si su sonido fuera todavía íntimo, melancólico y oscuro demostrarían una decepcionante cerrazón prematura. Es ley de vida: A cualquier persona de 27 años le cuesta reconocerse en quién era a los 19. En su caso, el salto debe de parecerles del tamaño de una era geológica. Y por pura lógica eso debe reflejarse en su música.

The XX, el comienzo de otra época

Artista: The XX

Disco: I See You

Sello: Young Turks / PopStock

Calificación: 7 sobre 10

I See You es en apariencia más liviano y luminoso. Menos intenso, más electrónico y festivo. Pero no es una ruptura. La prueba de que en todo lo que hace The XX hay una ruta es que en su nueva gira inician los conciertos con un mash up que mezcla la línea vocal de Shelter, de su primer disco, y la música de Gosh, una canción del disco en solitario que Jamie Smith publicó en 2015, orientado al baile.

Ya resulta asombroso que hayan llegado juntos hasta aquí. Están en esa edad en la que las parejas de novios del instituto rompen, en la que los amigos inseparables de la adolescencia emprenden caminos separados. Con 16 años todo el mundo se parece, con 27 la vida ha cambiado para todos, pero para cada uno de una forma distinta.

Y en su caso, a una velocidad vertiginosa. En 2008 los tres ensayaban en un local cerca del colegio público de South London donde estudiaban. En 2009, su primer disco era el debut del año, medio millón de copias vendidas y ganador del Premio Mercury, el más prestigioso de Reino Unido. Cuando publicaron el segundo, Coexist, en 2012, continuación natural de aquel debut que les hizo crecer comercialmente todavía más, Oliver Sim y Romy Madley Croft contaban que desde el día que se conocieron, en la guardería, no habían pasado más de tres semanas separados. Oliver también se declaraba el mayor groupie de Jamie, el más activo de los tres, que ya había remezclado artistas que van del fallecido Gil Scott-Heron a Adele, y pinchado en los clubs más grandes del mundo. Los dos viajaban juntos de festival en festival. En las entrevistas apenas hablaban de nada que no fuera ellos mismos. Aseguraban que, a pesar de todo, vivían en su propia burbuja.

El tercer álbum ha tardado cinco años. Tras el fin de la gira de Coexist, cada uno emprendió caminos separados por primera vez en mucho tiempo. Jamie publicó varios maxis y un largo que recibió críticas duras desde el mundo de la electrónica, donde es hoy un productor cotizado y un Dj estrella. Romy pasó un tiempo en Los Ángeles, trabajando con ghost writers, los “negros” que escriben éxitos para Beyoncé o Rihanna. La semana pasada anunció su próxima boda con su novia, la artista visual Hannah Marshall. Oliver, volvió a Londres, sin mucho más que hacer que regodearse en su soledad y beber demasiado.

Costó recomponer el trío, cuentan. I See You ha sido grabado en dos partes, con varios meses de parón entre medias. Y en su interior se nota cierto sabor agridulce. Es un disco de transición, de melodías expansivas y letras que parecen mensajes de disculpa que se envían entre ellos. Notas sobre el fin de una época y el comienzo de otra.