Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cultura quiere que la lectura ocupe el mismo tiempo que la educación física en las escuelas

Benzo anuncia un plan para aumentar los lectores en la presentación de un informe de los editores sobre el estancamiento de la lectura

Habrá un Plan Nacional de Fomento de la Lectura. Sin embargo, de momento, es la única certeza. Es decir, no se sabe ni cuándo ni cómo. El Secretario de Estado de Cultura, Fernando Benzo, prometió hoy que el Gobierno pondrá en marcha un proyecto para aumentar el porcentaje de lectores en España, ya que un 39,4% de los ciudadanos no leyó ni un libro en 2015, según el último barómetro del CIS (Centro de Investigaciones Sociológicas). Para el anuncio, Benzo aprovechó precisamente el marco de la presentación del informe La lectura en España 2017, encargado por la Federación de Gremios de Editores (FGEE) y que alerta de un “estancamiento” en esta actividad. Eso sí, el político no quiso ofrecer más detalles: se conocerán cuando el propio Benzo presente “en las próximas semanas” en el Congreso el llamado Plan 2020 de acción cultural del ministerio, que incluirá una parte dedicada a la lectura.

El Secretario de Estado de Cultura dejó claros por lo menos los ejes sobre los que se moverá el proyecto, además de la ambición de que la iniciativa implique al sector editorial, a las Comunidades Autónomas y sea una “suma cómplice” de toda la sociedad. Por un lado, pretende que las escuelas vuelvan a dedicar “a lectura el mismo tiempo que a la formación física y deportiva” y que sea una actividad transversal, incluida "en todas las asignaturas". Además, Benzo quiere que los jóvenes (y no solo) “reaprendan a leer como actividad lúdica”. “Uno se puede acercar a la Cultura como espectador pasivo o como actor y parte del proceso creativo. Al leer nos convertimos en creadores, al trasladar el mundo del narrador a nuestra imaginación”, afirmó. Finalmente, la tercera aspiración es que se lea “desde la legalidad”, lo que significa una lucha más dura contra la piratería. “El libro y la lectura son la principal industria cultural de nuestro país y aportan más del 1% al PIB”, recordó Benzo.

“No es tanto una petición de subvenciones. Queremos que se cumplan las leyes que ya tenemos”, aseguró en el acto Daniel Fernández, presidente de FGEE. Su federación reclama desde 2015 un Plan de Fomento de la Lectura, y considera que el informe presentado hoy justifica sus demandas. Entre otros datos, el documento destaca el cierre de librerías y centros de venta de prensa, que más de un 40% de la población no tiene interés en la lectura, así como el envejecimiento del catálogo de las bibliotecas públicas. Para ver el vaso medio lleno, Benzo señaló por otro lado que la lectura es la segunda actividad cultural favorita por los españoles, tras escuchar música, y que el llamado lector frecuente —lee al menos una vez por semana— ha subido en los últimos años hasta el 47,2% de la población.

Para que crezca más aún —y para evitar que aumente la desigualdad lectora entre un bloque muy entregado y otro desinteresado, como apuntó José Antonio Millán, coordinador del informe— los editores piden varias medidas concretas: una reducción del IVA de los libros electrónicos, ahora en el 21%, hasta el 4% de las obras de papel; una lucha más robusta contra la piratería; un plan de ayudas para las librerías o mayores dotaciones para las bibliotecas. Como resumió Fernández: “La lectura no ha formado parte claramente de nuestro sistema educativo y social”.

Más información