Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

“En una fiesta me disfrazaría de Napoleón”

El vocalista de Babasónicos, Adrián Dárgelos, contesta el carrusel de preguntas de este diario

Adrián Dárgelos, vocalista de Babasónicos.

Adrián Dárgelos (Lanús, 1969) no se imaginaba que algún día iba a grabar una docena de discos ni sabía que su rebelión contra el mundo llegaría tan lejos con la banda de rock argentina Babasónicos. Impuesto de fe, el último material de la banda que cumple más de dos décadas de recorrido, es un álbum pero no está pensado como un disco, sino como un programa televisivo que abarca todos los formatos, desde el vinilo hasta el streaming. El vocalista de Babasónicos habla sobre el recorrido del grupo, sus pasiones fuera del escenario y la celebración de sus 25 años de trayectoria musical.

¿Hay algo que siempre quiso hacer y no pudo?

Musicalmente, no. Lo que menos hice en estos 25 años fue tomarme vacaciones.

¿En qué momento se dio cuenta de que quería ser músico?

Cuando empezamos fue una manera de molestar al mundo y ponerle voz a un tipo de combate ideológico. Después vimos que podíamos sobrevivir de la música en una época en la que era muy difícil hacerlo.

¿Cuál fue el momento más oscuro en su carrera?

A nivel discográfico fue Babasónica. Es un disco que habla de la lucha del bien y el mal, y no sabes por quién tomar partido. Eso lo hace bastante oscuro.

¿Hay algún tema que le gustaría tratar en sus canciones y no lo ha hecho?

Seguro, nadie puede explorarlo todo y el mundo genera motivos año tras año. Cuando salga el próximo disco en 2017, se darán cuenta de qué me preocupa.

Se dice que es un vocalista extravagante…

No hice nada extraño. Para mí, quizás el mundo es demasiado normal. No me considero un cantante extravagante.

¿Cuál es el mejor souvenir que se ha llevado a casa de una gira?

El recuerdo de la gente, de las caras en el éxtasis y la catarsis del canto. Eso me llena.

Si se tuviera que disfrazar para una fiesta, ¿de qué sería?

De Napoleón.

¿Qué ha escuchado recientemente?

Frank Ocean, lo nuevo de The XX, el disco de Justice, de Empire of the Sun…

¿Cuál es el último libro que leyó?

Paisaje con muchacha de Jonathan Lethem.

¿Qué disco le regalaría a un niño para introducirlo a la música?

Pet Sounds [de los Beach Boys].

¿Cuál es la canción favorita de todo su repertorio?

Cómo eran las cosas.

Si no hubiera sido artista, ¿a qué le hubiera gustado dedicarse?

Escritor o poeta.

Gustavo Cerati colaboró en su primer disco, ¿cómo fue la experiencia?

Tenía una capacidad enorme de leer lo que pasaba dentro de un estudio y de entregar talento de la forma más simple posible. Él tenía un atajo a la genialidad.

¿Queda huérfano el rock latinoamericano tras su muerte?

Es una gran pérdida, pero lo de huérfano es un poco exagerado. El rock está diseñado para no tener padres.

¿Cuál es el estado de salud del rock argentino?

No me preocupa mucho. Cuanto más bandas haya que reflejen las inquietudes de los jóvenes, la salud del rock será mejor. No es una cuestión de calidad artística, hay muchas propuestas y es muy difícil hacerse notar.

¿A quién admira musicalmente?

A Sly and the Family Stone.

¿A quién le dedicaría Putita?

A todas.

¿Qué personaje literario se asemeja a usted?

Saqué mi nombre (Dárgelos) de un libro que se llama Los niños terribles [de Jean Cocteau].

¿Qué canción le cambió la vida?

No hay una. Una canción tras otra me llevó a distintos lugares de mi vida.

Con todo lo que pasó en el último año, ¿piensa escribir algo de corte más político?

Siempre hago alguna forma de política, vengo peleándome con el mundo hace mucho.

Si pudiera tener un superpoder, ¿cuál sería?

El poder de olvidarlo todo.

Le han llamado arrogante, ¿está de acuerdo con esto?

Hice un tema que se llama Arrogante rock, no me lo han dicho. Nadie tiene tantos cojones para decírmelo. Lo que sí me parece es que el rock tiene que ser arrogante, si no mejor hacé otra cosa, como pop, y pedile a la gente por favor que te escuche.

Más información