Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

‘Velvet’ se despide en tiempo real

Antena 3 pone punto final a la serie con un capítulo que incluye 13 minutos emitidos en directo

Miguel Ángel Silvestre y Paula Echevarría, en el capítulo final de 'Velvet'.

Un equipo de más de 130 personas. 14 cámaras de cine digital traídas desde Estados Unidos, Francia e Italia. Una unidad móvil francesa 4K de más de 15 metros. Más de 30 micrófonos, seis pertiguistas de cine... Son algunos de los datos del despliegue técnico con el que esta noche (22.40) Antena 3 y la productora Bambú convertirán el final de Velvet en todo un evento televisivo. "Estamos eufóricos", confiesa Teresa Fernández-Valdés, productora ejecutiva de la serie. Eufóricos y atacados de los nervios, porque prevén que cerca de 4 millones de personas (la cifra de espectadores del penúltimo capítulo) estén pendientes esta noche de la boda de Alberto Márquez y Ana Ribera.

Aunque esas últimas escenas ya están grabadas, los momentos previos al enlace los vivirán todos los seguidores de la serie a la vez que sus protagonistas. Unos 13 minutos de ficción televisiva en directo, un reto que, aunque ya se ha hecho antes en televisión (en España 7 Vidas, por ejemplo, ya experimentó con un capítulo en directo), no se había hecho en las condiciones en que se hará esta emisión.

La iniciativa, como cuenta Teresa Fernández-Valdés, partió de la cadena, que les propuso hacer un capítulo en directo. Ellos contestaron con algo más factible pero también atrayente: hacerlo con el final de la serie. "Al escribir el capítulo, decidimos que los últimos 20 minutos se rodarían de noche para que, si finalmente hacíamos el directo, hubiese continuidad entre escenas", explica la productora. Avisaron a los actores para que reservaran estas fechas y se unieron sin dudarlo.

Por motivos de guion, esta noche solo estará presente en el directo una representación del elenco. Junto a los protagonistas, Paula Echevarría y Miguel Ángel Silvestre, estarán Marta Hazas, Cecilia Freire, Javier Rey, Asier Etxeandia y, a pesar de su actual cambio de look radical, Adrián Lastra. Se darán cita en un edificio de principios del siglo XX de Madrid cuya ubicación, por cuestiones de seguridad, no se ha desvelado. "No todo sucede en un mismo sitio. Sí en una misma localización, pero tiene dos plantas, unas escaleras que lucirán... Incluso nos hemos atrevido con un pequeño guiño a un fragmento en exteriores", describe Fernández-Valdés a EL PAÍS sobre una emisión en directo que irá marcada en antena con una cortinilla para que todos los espectadores sepan cuándo arrancan esos minutos especiales.

‘Velvet’ se despide en tiempo real

Al reto técnico que supone un directo de estas características, se suman las posibles incidencias que pueda ocasionar la utilización de una localización de época como este edificio. "Pueden colarse ruidos, el suelo es de parqué que chirría, y aunque estamos poniendo alfombras y aislantes, puede crujir igual... Estamos tratando de enlazar las secuencias para que los actores se den el pie unos a otros, pero hay alguna ocasión en que una secuencia y otra no están relacionadas y hay que ver cómo avisar a los actores para que comiencen", enumera Fernández-Valdés. Por si fuera necesario, parte del equipo técnico irá vestido de época y maquillado para poder entrar en plano si hiciera falta.

"Este despliegue me pone muchísimo", confiesa Paula Echevarría. "Estoy atacada, pero me pone. Es un regalazo poder acabar así Velvet y vivirlo en tiempo real con los espectadores", dice la actriz. El equipo lleva ensayando cuatro días, dos de ellos en la localización. "En los ensayos Cecilia [Freire], Marta [Hazas] y yo lloramos lo que no está escrito. Y si en directo lloramos, pues lloramos. Y si reímos, reímos. Todo va a ser de verdad y emocionante", describe Echevarría. "No son escenas fáciles, son escenas en las que se transita por muchas sensaciones distintas, la euforia, la melancolía, la tristeza, la euforia otra vez... y tienen que estar muy bien orquestadas", explica a EL PAÍS Miguel Ángel Silvestre. "Es un equipo de muchísimas personas trabajando a la vez con toda la adrenalina y la posibilidad de que nos equivoquemos alguno, nos entre la tos...", añade el actor, que no esconde los nervios ante el evento.

Mientras que una posible continuación de la serie con alguno de sus personajes sigue sin ser confirmada ni descartada ("seguimos en periodo de reflexión", dice Sonia Martínez, responsable de Ficción de Atresmedia), Velvet se despide por la puerta grande, en conexión con sus fans y con la intención de conseguir el evento televisivo del año. Como lo describe Miguel Ángel Silvestre, "un regalo de Navidad" por adelantado.

Desafíos tecnológicos

Equipos de cine y televisión se unirán en esta retransmisión para lograr mantener los niveles de calidad de la señal en directo, una señal que no dispondrá de los procesos de postproducción de audio, vídeo y tratamiento de color habituales. "Nosotros sabemos de ficción, pero todo lo que tiene que ver con unidades móviles, cámaras, emisión de señal... hemos necesitado la ayuda de Antena 3. Estamos trabajando como un equipo único, unos aportan su saber en una cosa y otros, en otra", dice Fernández-Valdés.

Para el despliegue incluso se ha traído material técnico de última generación de otros países. Por ejemplo, desde Francia se ha traído una unidad móvil 4K que permite asumir la enorme complejidad de la producción. La señal viajará a la sede de Atresmedia por dos unidades de transmisión por satélite, una principal y otra de reserva. Además, cámaras de 360º en los sets permitirán a los espectadores ver lo que está ocurriendo detrás de las cámaras en la web de Antena 3.

Más información