Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El mexicano Everardo Gout aterriza con ‘Daedalus’ en Marte

National Geographic emite ‘MARS’, la serie que mezcla ficción y documental sobre el planeta rojo

Una escena de Mars.
Una escena de Mars.

La idea de habitar Marte o de mandar una expedición a ese planeta siempre ha sido un tema de ciencia ficción recurrente. Ahora, en 2016, forma parte de la realidad o al menos así lo considera el presidente de Estados Unidos, Barack Obama. En una de sus últimas entrevistas a la cadena CNN, reveló que la meta espacial de ese país es que, en menos de dos décadas, una tripulación humana realice la primera misión de ida y vuelta al denominado planeta rojo. La cadena National Geographic puede que se haya anticipado los deseos del primer mandatario estadounidense. En MARS, la nueve miniserie producida para su canal, nos transportan al año 2033 para ser testigos de cómo la tripulación del Deadalus se dispone a colonizar el cuarto planeta del sistema solar.

Ron Howard y Brian Grazer, ganadores del Oscar, y Justin Wilkes, nominado por coproducir el documental What Happened, Miss Simone?, son algunos de los nombres encargados de llevar a la pantalla pequeña esta tarea titánica. La propuesta de capitanear esta ambiciosa producción le llegó al realizador mexicano Everardo Gout, quien, fiel a su “espíritu aventurero” –según Howard–, aceptó el reto de dirigir esta miniserie que junta la ficción, mediada por la realidad y el sustento científico, con el documental. “Si hace un año me hubieran planteado que yo estaría trabajando en un proyecto de ciencia ficción, me hubiera reído”, afirma Gout vía telefónica.

MARS no es un docudrama. Para el director mexicano, es difícil definir en una sola palabra el trabajo que realizaron, porque considera que se están aventurando hacia una manera de contar historias en las cuales la ficción y el documental coexisten. “En nuestro caso la parte documental viene a reforzar a la parte ficcionalizada. Los problemas que planteamos son reales, ya que algunos especialistas están trabajando en ellos. No nos estamos inventando mundos de la nada, sino que todo está sustentando por una investigación”, afirma Gout.

Para la parte documental, participan en MARS el director del Planetario Hayden del Centro Rose para la Tierra y el Espacio, Neil DeGrasse Tyson; el exastronauta y administrador de la NASA, Charles Boldene, presidente de la Mars Society y de Pioneer Astronautics, Robert Zubrin, entre otros, quienes además otorgaron el aporte intelectual y científico para hacer del drama de la tripulación más real. “Es un collage de mentes brillantes y mantener un diálogo de manera constante con ellos amplía tu mundo, es muy apasionante escucharlos hablar. Además, durante el proceso de la filmación contamos con la colaboración de Mae Jameson, la primera afroamericana en viajar al espacio, que es la que entrenó a los actores”, agrega.

Marte, más cerca de Marruecos

Otras fuentes que contribuyeron a la documentación de la serie fueron Stephen Petranek, con su libro Cómo vamos a vivir en Marte, y el autor de El Marciano, Andy Weir, cuya adaptación por Ridley Scott fue nominada en la categoría de mejor película en los Oscar. Gout quiso alejarse de lo que mostró en Jordania ese filme del director de Gladiador. Por tal razón, optó por elegir los paisajes de Marruecos como localización para su visión del planeta rojo. “Esa cinta trata de un hombre que quiere regresar a la Tierra, y nuestra serie es todo lo contrario: cómo nos acomodamos y cómo llegar a un planeta que nos está repeliendo para establecernos”, aclara Gout.

La serie toca las temáticas de hacer sostenible el planeta rojo y la posibilidad de lograr que los terrestres se conviertan en una sociedad espacial en crecimiento, ante la posibilidad de un evento que pueda causar la extinción de la raza humana. Más que plantear un pesimismo frente a la condición de las personas y lo que se está haciendo a la Tierra, según Gout, la apuesta de National Geographic es la de reflejar solidaridad y esperanza, haciendo a un lado las diferencias que puedan existir entre distintas nacionalidades. “Podemos lograr lo imposible, más allá de llegar o no a Marte, el mensaje último de la serie es aceptemos nuestras diferencias y que nos juntemos para llegar y empujar la especie humana a un mejor destino”, precisa.

Gout dio el salto de una historia que narra la violencia, Días de gracia –su ópera prima que fue presentada y ovacionada en Cannes-, para dar el salto hacia el espacio exterior y la colonización interplanetaria.El objetivo del realizador mexicano, pensando en su hija, es que su trabajo “deje al mundo un poquito mejor”, ya sea hablando de la violencia focalizada en México o de los emprendimientos científico-espaciales para dar esperanza al futuro de la humanidad. “Son muy distintos uno del otro [los proyectos]. No es una serie que plantea dar respuestas, sino al contrario, hacer preguntas relevantes para que todos nosotros nos enfoquemos y entremos a la discusión”, añade.

Justin Wilkes dejó la puerta abierta a una segunda temporada, a lo que Gout mostró su interés por volver a ser el responsable de la vida de los seis tripulantes de la nave Deadalus. En una posible continuación admite que le gustaría profundizar en problemáticas políticas, sociales, filosóficas y morales. “Me parece muy tentador”, dice. Mientras, prepara futuros proyectos cinematográficos, pero todo parece indicar que la estadía de Gout en Marte es, todavía, un viaje de ida sin vuelta.