Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
COLUMNA

Proyectos

Lo novedoso en ‘Mar de plástico’ es la idea de la productora de ofrecer a los espectadores la posibilidad de elegir el final de la misma

Hay muchas formas de propagar por el mundo la marca España, desde las desastrosas noticias de la gestión de los antiguos gobernantes de la Generalitat valenciana, lo que Van Gaal calificaría de “siempre negativas”, hasta casos individuales como el del guionista español Javier Gullón: la poderosa HBO acaba de dar luz verde a Glare, su propuesta de serie de temática espacial en la que el también poderoso J. J. Abrams, promotor de la idea, se encargará de la producción ejecutiva tras el éxito de Westworld, según informa Variety.

También sabemos que Pedro Almodóvar se está pensando la posibilidad de crear una serie televisiva en tono de comedia en lo que sería su reencuentro con el medio tras su mediometraje Tráiler para amantes de lo prohibido, en 1985. Duda entre dos proyectos de guiones de largometrajes y la televisión. Hace años, tuvo en mente rodar en capítulos un divertido análisis de las entonces nuevas modas de la sociedad española en base a los gustos y querencias de sus hermanas, pero no cuajó la idea. En cualquier caso, y si se anima, los espectadores se lo agradecerían.

Lo novedoso en la muy consolidada serie Mar de plástico (Antena 3) es la idea de la productora de ofrecer a quienes la siguieron con constancia durante 25 capítulos la posibilidad de elegir el final de la misma, que se emitirá el próximo lunes. La opción es entre venganza o justicia con el cruel asesino del martillo, lo que permitirá de paso medir el grado de civismo del personal. Es una hábil maniobra para involucrar aún más a los seguidores de la ficción animándoles a votar en la web oficial de la serie. Tras el último capítulo, la cadena emitirá un programa especial en el que se proyectará también el final perdedor. Si, como decía un párroco rural asturiano, “la Virgen ye como el gochu, se aprovecha todo”, en Mar de plástico, también.