Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Javier Cercas recibe el Premio al Libro Europeo por ‘El impostor’

El autor define la Unión Europea como “la única utopía razonable”

De izquierda a derecha, Erri de Luca, Javier Cercas y Oliver Stone.
De izquierda a derecha, Erri de Luca, Javier Cercas y Oliver Stone. Delmi Alvarez

El impostor es una novela de Javier Cercas que retrata a un hombre que engaña al mundo para tratar de salvarse a sí mismo. Por esa obra de 2014 Cercas ha recibido este miércoles el Premio al Libro Europeo en la sede de la Eurocámara, en Bruselas. El autor alertó sobre “el uso político de la mentira en dosis masivas” que revelan fenómenos como el Brexit o la elección de Donald Trump en Estados Unidos. Y defendió la Unión Europea -pese a sus “defectos e insuficiencias”- como “la única utopía razonable”.

Con la solemnidad del Parlamento Europeo como telón de fondo, Cercas recibió el premio en presencia del cineasta Oliver Stone, presidente del jurado, que instó a Europa a “luchar por su independencia” frente a Estados Unidos. El galardón lo otorga desde hace 10 años la asociación Esprit d’Europe, que promueve los valores europeístas y que lidera el expresidente de la Comisión Europea Jacques Delors.

En un discurso pronunciado en francés y ante un auditorio repleto, Cercas alertó sobre un estado de ánimo que propicia giros bruscos como que “los británicos hayan cometido el disparate de aislarse de Europa” y también que “los americanos hayan entregado el poder a un demagogo siniestro”. Y expresó sus temores a que, tras 60 años de integración europea, el ansia de experimentar cambios pueda recrear situaciones como las que condujeron a las dos guerras mundiales. “Lo único que se aprende de la experiencia es que no se aprende nada de la experiencia”, subrayó citando al escritor Bernard Shaw.

El escritor trazó varios paralelismos entre la época actual y los años treinta y consideró temerario perder de vista esas coincidencias. Entre las similitudes destacó “una tremenda crisis económica, el profundo desprestigio de las élites y las instituciones democráticas y la generalizada rebelión antisistema, el retorno de los nacionalismos y los totalitarismos”, así como el recurso a la mentira.

Una Europa cervantina

Cercas quiso, pese a todo, evitar condescendencias con la gestión que han hecho las instituciones europeas de esta policrisis. Pero rechazó los recelos que se están generando hacia el proyecto comunitario y agregó: “Eso solo significa que nos queda mucho trabajo por delante”. En un discurso impregnado de referencias literarias, el autor instó a construir “una Europa más cervantina, es decir, más antidogmática y más mestiza”.

El premio al libro europeo reconoce la originalidad de El impostor, una obra que bordea los límites entre la ficción y la no ficción -como ha hecho Cercas en otras ocasiones- para acercar al lector a Enric Marco, un personaje real que se hizo pasar durante años por superviviente de un campo nazi y que llegó a presidir la asociación española de supervivientes. Solo en 2005 fue desenmascarado. La historia persiguió a Cercas hasta que se decidió a escribirla.

Junto al autor español, la asociación Esprit d’Europe premió también -en este caso en la categoría de ensayo- al italiano Erri de Luca por Le plus et le moins. Y concedió un premio especial al número dos de la Comisión Europea, el vicepresidente Frans Timmermans por La fraternidad. “Solo salvaremos Europa si nos tomamos el tiempo de demostrar que la cultura es un elemento esencial para el ser humano”, reflexionó Timmermans al recoger su galardón.

Independizarse de Estados Unidos

Irreverente e iconoclasta, el cineasta Oliver Stone apeló a sus orígenes europeos -su madre era francesa- para lanzar un duro alegato contra Estados Unidos y pedir a la UE que se distancie de la primera potencia mundial. “Pensamos que podíamos gobernar el mundo. Ahora es una catástrofe, un Superestado que no rinde cuentas a nadie”, enfatizó el director, que ha estrenado hace poco su película Snowden, sobre el exemepleado de la NSA estadounidense que divulgó el espionaje masivo utilizado durante años por Estados Unidos.

En un momento en que Bruselas mira con estupefacción al país que ha sido capaz de elegir como presidente a Donald Trump, Stone dejó en silencio a la audiencia al atacar fieramente a Administraciones anteriores, entre ellas la de Barack Obama. También reprochó a Europa que no diera asilo a Snowden, que acabó lográndolo en Rusia. “Me preocupa todo esto. Luchen por ustedes mismos”, dijo a los europeos.