Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Supremo polaco ratifica que Polanski no puede ser extraditado a EE UU

El cineasta sería detenido por un caso de abuso sexual cometido en los setenta en Los Ángeles

El director de cine Roman Polanski, en una imagen de 2015 en Cracovia (Polonia).

El Tribunal Supremo de Polonia ha rechazado hoy, martes, reabrir el proceso de extradición del director de cine Roman Polanski a Estados Unidos, país en el que se enfrentaría a una condena por un caso de abuso sexual cometido en los años setenta. El ministro de Justicia polaco, Zbigniew Ziobro, había recurrido ante el Supremo, en mayo pasado, para que se revocara la sentencia de un tribunal de Cracovia, en 2015, contra la extradición del realizador franco-polaco, de 83 años, alegando que nadie debe estar por encima de la ley.

Polanski (París, 1933), que obtuvo en 2002 el Oscar a mejor director por El pianista, reconoció que en 1977 mantuvo relaciones sexuales con una adolescente de 13 años durante una sesión de fotos en Los Ángeles. Tras declararse culpable, fue puesto en libertad bajo fianza después de pasar 42 días en la cárcel. Sin embargo, huyó de Estados Unidos a Reino Unido al año siguiente, mientras estaba en libertad bajo fianza de 2.500 dólares, temiendo que el juez anulase el acuerdo y lo enviase a  prisión. No volvió a EE UU.

El director llegó a un acuerdo económico con la víctima, Samantha Geimer, que retiró todos los cargos, y el caso quedó aparcado hasta que una cineasta realizó un documental sobre aquel caso en el que recogió testimonios de varias personas. A raíz de ese documental, las autoridades judiciales de Los Ángeles decidieron reabrir el caso y pedir la extradición de Polanski a Suiza, país que visitaba regularmente. El director reside habitualmente en París pero Francia no tiene acuerdo de extradición con EE UU.

Más información