Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Alfombra azul de lujo para LOS40 Music Awards

La cantante colombiana Shakira y su pareja, Gerard Piqué, entre los famosos que han acudido a la gala

LOS40 Music Awards Ver fotogalería
David Bisbal y su novia, Rosanna Zanetti, a su llegada a la gala de Los 40 Music Awards, en el Palau Sant Jordi de Barcelona.

Robbie Williams, David Bisbal, Carlos Vives, Manu Carrasco, Shakira… No faltó nadie en la alfombra de gala desplegada por LOS40 Music Awards. La moqueta de color azul estaba instalada en el interior del Palau Sant Jordi para resguardar a los invitados de las bajas temperaturas. Decenas de artistas nacionales e internacionales desfilaron entre los fotógrafos y las cámaras de televisión. No faltaron las lentejuelas, ni las gafas de sol, ni las chaquetas roqueras, como la que se enfundó David Bisbal. “La radio, para mí, es el medio más importante”, dijo nada más llegar el almeriense. El cantante, acompañado de su pareja, Rosanna Zanetti, aseguró que se encuentra en uno de los momentos más relevantes de su carrera.

Poco después de Bisbal llegó al Sant Jordi la familia más famosa de la noche: Shakira, arropada por un vistoso abrigo, acudió al evento junto a su pareja, Gerard Piqué, y sus dos hijos. Los niños miraban atónitos a los fotógrafos que se arremolinaban ante ellos. La colombiana recibía un premio por toda su trayectoria y quiso que Milan y Sasha la acompañaran en un momento tan especial. “Me hace ilusión compartirlo con ellos. Es la hora de dormir de Sasha, pero hemos hecho una excepción”, explicó entre gran expectación. La cantante también se refirió a la salud de los niños ante los rumores surgidos en las últimas semanas: “Están todos bien”, zanjó sonriendo.

Algunos artistas, como Henry Méndez, llegaron despistados a la gala. “No sabía que había photocall y he tenido que entrar corriendo a una tienda de Mango”, confesó con gorro y bufanda. Pero el rey de la noche, sin duda, fue el artista británico Robbie Williams. El cantante llegó con su equipo y habló de deporte. “Amo el fútbol. Miro por la televisión a Mourinho, aunque creo que aquí no os gusta mucho…”, dijo sonriendo con un esmoquin rojizo y sus grandes ojos verdes. Williams se refirió al duelo de este sábado en el Camp Nou entre el Barcelona y el Real Madrid, pronosticando un duelo “muy entretenido”. Y quiso dejar bien claro que, pese a tener 42 años y dos hijos, continúa siendo el mismo que cuando empezó su carrera con Take That. “Supongo que sigo siendo un gamberro. Tengo fans a las que les gusto, y vienen a mis conciertos, y después vuelven a venir...”, añadió en tono jocoso Williams, que ha confesado haberse inyectado botox e insinuado haberse acostado con todas las Spice Girls menos Mel B.

El también colombiano Juanes, que publicará disco en 2017, avanzó actuaciones en España en verano. “Tocar en vivo es lo que más me gusta”, dijo mientras algunas periodistas retorcían el cuello de su jersey para intentar descubrir el diseñador elegido. Y Manu Carrasco se mostró pletórico con dos premios. “Todo lo que me planteé lo estoy consiguiendo. Voy a hacer una gira en América”, confesó.

Cantantes como Maluma y Little Mix no quisieron perderse la fiesta. Tampoco actores y actrices como Paula Echevarría, Macarena García y Marc Clotet. Este último se mostró eufórico porque la velada estaba dedicada a la Fundación Lucha Contra el Sida, impulsada por su padre, el doctor Bonaventura Clotet. “En casa siempre hemos hablado del VIH”, declaró el actor. Mientras que su padre agregó:  “Unir la música con la lucha contra la enfermedad es muy positivo. Así llegamos a los jóvenes. Esto es una plataforma magnífica”.

Más información