Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Antonio Almagro, Premio Nacional de Restauración y Conservación

El arquitecto es premiado "por el carácter pionero de su obra", según el jurado

El arquitecto Antonio Almagro ha ganado hoy el Premio Nacional de Restauración y Conservación de Bienes Culturales 2016. El galardón es concedido anualmente por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte y está dotado con 30.000 euros.

El jurado destaca en un comunicado que ha otorgado el galardón a Almagro “por el carácter pionero de su obra, que se concreta en la aplicación de las nuevas tecnologías al patrimonio cultural y en el desarrollo de estudios interdisciplinares desde un enfoque global de la conservación y restauración de los bienes culturales, incluyendo el análisis de la dimensión territorial y paisajística. Ha contribuido al desarrollo de criterios y métodos de intervención y gestión del patrimonio cultural y ha investigado, entre otros aspectos, sobre el valor de los materiales de la arquitectura tradicional y su comportamiento ante los riesgos sísmicos. Cabe destacar su contribución al estudio de la arquitectura islámica, desarrollado tanto en España como en otros países de la cuenca mediterránea. Se valora asimismo su amplia producción científica y su capacidad pedagógica y de difusión de sus investigaciones”.

Almagro ha afirmado, en declaraciones a Europa Press, que "la conservación del patrimonio, como tantos otros, es un tema que nunca está suficientemente difundido" y ha añadido que "realmente es muy difícil que el patrimonio se conserve, si no hay una conciencia social que respalde esa actividad porque, al fin y al cabo, el patrimonio es algo que pertenece a la sociedad y tiene que ser ésta la que motive, fundamentalmente, su conservación".

Según ha explicado el Premio Nacional de Restauración y Conservación de Bienes Culturales a la agencia, ha recibido la noticia del galardón con sorpresa ya que no se lo esperaba, y con "satisfacción" después de que le haya telefoneado el secretario de Estado de Cultura, Fernando Benzo, para comunicarle la decisión del Ministerio.

Almagro, que va a acertar el premio porque "constituye una satisfacción que le reconozcan a uno el trabajo de una vida", asegura que aún no ha pensado en qué invertirá la dotación económica del galardón, 30.000 euros. "No lo he pensado. Además yo me imagino que eso va con la rebaja correspondiente de impuestos", ha bromeado, al tiempo que ha precisado que "eso no es lo más importante de un galardón como este".

De este modo, el Premio Nacional ha indicado que este año ha cumplido 45 años de actividad profesional desde que obtuvo el título de arquitecto, y, en su opinión, "las cosas han cambiado mucho". "La situación de conciencia de la sociedad por problemas de patrimonio es bastante más grande que la que había en esos años, cuando yo empezaba mi actividad", ha remachado.

El documento del ministerio recuerda que Almagro (Barcelona, 1948) "es arquitecto en las dos especialidades de Urbanismo y Edificación por la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Madrid desde 1971 y profesor de Investigación especializado en Arquitectura Islámica en la Escuela de Estudios Árabes de Granada del Consejo Superior de Investigaciones Científicas desde julio de 2002".

El ganador "ha desarrollado su actividad profesional en la Dirección General de Bellas Artes, en el Instituto del Patrimonio Cultural de España y en la citada Escuela de Estudios Árabes. Almagro fue uno de los iniciadores de la fotogrametría y la infografía aplicada a los estudios del patrimonio arquitectónico y ha desarrollado una muy cualificada labor en dicho campo".

"Es director del servicio de Fotogrametría e Infografía de la EEA; es miembro del Comité Internacional de Documentación del Patrimonio, antiguo Comité Internacional de Fotogrametría Arquitectónica (CIPA), dependiente de ICOMOS (International Council of Monuments and Sites) y de ISPRS (International Society of Photogrammetry and Remóte Sensing) del que anteriormente formó parte como miembro activo. Ha participado en numerosos proyectos y programas, contratos o convenios de investigación en España y en el extranjero. Ha publicado numerosos trabajos sobre las materias de su especialidad, realizando, además de la intensa labor científica descrita, una amplia actividad de divulgación", informa el comunicado.