Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Londres resucita la Movida madrileña

La Red Gallery inaugura una exposición que rinde homenaje a la explosión de creatividad de la capital

Londres le devuelve el aliento a un pedazo, ya mítico, de lo que fue Madrid. La Red Gallery rinde homenaje a la Movida, al Madrid canalla que parió un momento de creatividad que trascendió todos los ámbitos: moda, teatro, cine, música y que vivió una explosión de sexualidad y vida nocturna que tuvo eco en toda España entre los primeros años de la transición posfranquista hasta mediados de los 80.

La exposición permanecerá abierta al público hasta el 27 de noviembre, con fotografías de Miguel Trillo, uno de los retratistas que mejor captó la esencia vanguardista e intemporal de la Movida. El comisario, Miguel Borregó, explica que este fenómeno fue "una corriente cultural donde se reunieron grandes artistas en Madrid, desde la década de los setenta, con el objetivo de expresar sus opiniones en un país sin censura" después de la muerte del dictador Franco.

"La Movida nace en El Rastro de Madrid y se propaga a través de salas de conciertos, de fiestas, de reuniones privadas o en las inauguraciones de las galerías de arte", apunta Borregó. Grupos de música como Radio Futura y cineastas como Pedro Almodóvar fueron conformando "una escena artística en la que referencias españolas como Picasso o el poeta Panero, se mezclan con Warhol, el glam rock o el punk de Londres".

El recorrido fotográfico de la exposición, que cuenta con el apoyo del Instituto Cervantes de Londres, permite al visitante obtener una nueva visión de los hechos que ocurrieron entre las paredes de las salas de conciertos más famosas de Madrid, como la recientemente reabierta Rock-Ola, La Vía Láctea o El Sol.

Otro artista que destaca en la recopilación es Javier Porto, quien consigue con sus fotografías una fusión entre la revolución artística de la Movida y el movimiento paralelo, cultural y atrevido que surgió en Nueva York. En esta línea, Porto recordó que el galerista Fernando Vijande, impulsor del arte moderno en España, "tenía acceso a artistas de la talla de Andy Warhol, y fue él quien comenzó a traer esa nueva corriente artística a Madrid en esos años".

La idea principal de esta exhibición, de acuerdo con el comisario, es mostrar a los británicos qué ocurrió en la Transición en España. "Ellos piensan que el punk solo estuvo en Reino Unido y que a España no llegó". Muchos británicos oirán por primera vez a Siniestro Total, Las Vulpes o Kaka de Luxe. "La exposición trata de ambientar aquella década, desconocida en Reino Unido, y comunicar al público cómo fue el proceso de adquisición de la libertad después de muchos años de represión", apuntó Borregó.

Sin censura

"Después de 40 años de represión cultural, en tan solo 10 se consiguió que la censura desapareciera y la libertad se propagara por Madrid, pero también por ciudades como Barcelona o Vigo", explicó. "Loquillo contaba en una entrevista que en esa época las leyes no estaban escritas y, por eso, era mucho más fácil expresarse sin miedo".

Borrego detalló que barrios como Malasaña o Chueca empezaron a abrirse al mundo del arte, de la cultura o de la noche pero de "una manera natural, no como en la actualidad, en la que se busca el beneficio económico". Programas de radio o de televisión como Musical Express o La Bola de cristal jugaron un papel muy destacado en la difusión del movimiento, puntualizó el comisario, así como las revistas La Luna, Madrid me mata y Madriz, entre otras. En la muestra se exhiben discos, pósters, grafitis o de fanzines que documentan la época.

La exposición cuenta con un gran carga simbólica de Madrid que queda reflejada, por ejemplo, en los grafitis del artista Juan Carlos Argüello, más conocido como Muelle. También se proyecta el documental De un tiempo libre a esta parte, de Beatriz Alonso Aranzábal, componente del grupo Los Monaguillosh, donde se narra la historia de artistas que triunfaron en la Movida. "Después de 30 años este documental da voz a grupos como los Nikis o los Acusicas donde expresan sus opiniones y experiencias con gran naturalidad y sencillez", cuenta la directora. "Esta exposición no es solo una exhibición de la Movida, es también un viaje al tiempo para poder trasladarse a la calle de San Andrés, en el barrio de Malasaña, y sentir cómo un movimiento cultural cambió el pensamiento de los jóvenes".

Más información