Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Muere Raoul Coutard, el director de fotografía de la Nouvelle Vague

El fotógrafo trabajó con François Truffaut, Jean-Luc Godard, Jacques Demy o Constantin Costa-Gavras

Rodaje de 'Al final de la escapada', con Coutard y Godard (con gafas oscuras), detrás de la pareja protagonista: Jean-Paul Belmondo y Jean Seberg.
Rodaje de 'Al final de la escapada', con Coutard y Godard (con gafas oscuras), detrás de la pareja protagonista: Jean-Paul Belmondo y Jean Seberg.

Detrás del talento de Jean-Luc Godard y François Truffaut, detrás de las cámaras de algunos clásicos de Jacques Demy, Constantin Costa-Gavras o Nagisa Oshima, ahí, escondido de la fama, estaba Raoul Coutard, director de fotografía de 75 películas en 50 años de carrera, el filmador de la Nouvelle Vague. El cineasta falleció ayer martes por la noche a los 92 años en su casa en Bayona (Francia) según confirmó su familia al diario Le Figaro. Su nombre ha quedado ligado a títulos como Jules y Jim, Al final de la escapada, Max, mi amor, Tirad sobre el pianista, Lola, Vivir su vida, Z, El desprecio, La piel suave, Alphaville, Pierrot, el loco, La chinoise o Salvaje inocencia.

El director de fotografía Raoul Coutard.
El director de fotografía Raoul Coutard.

Coutard nació en 1924 en París. Iba a estudiar Química pero se decantó por Fotografía por el coste de la matrícula. Durante la Guerra de Indochina, desde 1945, formó parte del Servicio de Información Militar francés, y acabada la guerra vivió en Vietnam 11 años. Allí trabajó como fotógrafo freelance para revistas como Time o Paris-Match. Tras volver a Francia, debuta como director de fotografía en El desfiladero del diablo (1958), de Pierre Schoendoerffer, por un error: él acepta el trabajo pensando que es para ser fotofija, ya que nunca había cogido una cámara de filmar.

Su cuarta película como director de fotografía fue Al final de la escapada, de Godard, en 1960; y ese mismo año también trabajó para Truffaut en Tirad sobre el pianista. Coutard contaba que Godard le dijo que quería rodar su película como si informaran de esa historia, algo perfecto para él, que era fotoperiodista. A todos les gusta su estilo natural, de luz natural, sin forzar, sus fuertes contrastes cuando rueda en blanco y negro, y mucha cámara en mano. Con Godard trabaja en todas sus películas -una docena de títulos- hasta 1967 y Week-End, excepto en Masculino, femenino. Con el director suizo no rodó hasta Pasión y Nombre: Carmen (1982), con la que ganó un premio en Venecia. Tras ambos fimes nunca repitieron. Con Truffaut (Jules y Jim, La piel suave, La novia vestía de negro) y Demy (Lola) sus relaciones fueron algo mejores. Y con Costa-Gavras colaboró en Z (1969) y La confesión (1970).

Como director debutó en 1970 con Hoa-Binh, que concursó en Cannes. También dirigió La légion saute sur Kolwezi (1980) y la aberrante S.A.S. agente Malko (1983). Con Le Crabe-Tambour (1978), de Schoendoerffer, se llevó el César a la mejor fotografía.

De sus cinco últimos trabajos, tres fueron para Philippe Garrel, con el que cerró su carrera en Salvaje inocencia (2000).

Truffaut y Coutard (detrás de la cámara), en el rodaje de 'Jules y Jim'. ampliar foto
Truffaut y Coutard (detrás de la cámara), en el rodaje de 'Jules y Jim'.